Publicado: 1ero de Enero de 2009
Air & Space Power Journal - Español  Cuarto  Trimestre 2008


Opiniones de Militares Chinos sobre los Aviadores y la Formación en
la Fuerza Aérea de EE.UU.

Nota del editor: En 2006, una delegación de la Fuerza Aérea del Ejército de Liberación Popular (PLAAF) visitó las instalaciones de la Fuerza Aérea de EE.UU. (USAF), incluisive la Academia de la USAF en Colorado; la Universidad del Aire en la Base Aérea Maxwell, Alabama; y la Base Aérea Bolling, Washington, DC. La revista de la Fuerza Aérea China posteriormente publicó tres comentarios escritos por los miembros de la delegación y tuvo la gentileza de permitirle al Air and Space Power Journal traducirlos y publicarlos.

"Cómo Entender a los Aviadores de EE.UU. a partir de Pequeños Detalles"

Coronel Superior Wang Qigui, Fuerza Aérea del Ejército de Liberación Popular, Comisario Político

¿Qué objetivo de adiestramiento en combate, estructura de desarrollo de oficiales y cultura de base militar adopta la Fuerza Aérea de EE.UU.? Algunos detalles que observé durante nuestra visita a Estados Unidos pueden darnos algunas respuestas.

Las fuerzas armadas de EE.UU. promueven la noción de operaciones conjuntas, siguiendo la visión de "alcance global, conciencia global, potencia global" y adiestran a sus soldados en entornos de combate real. Una impresión imborrable que tuve de nuestro viaje a EE.UU. fue que las fuerzas armadas de EE.UU. prestan una gran atención al desarrollo de capacidades para operaciones conjuntas. Creen que la guerra no es asunto de ningún servicio, teatro de operaciones, fuerza o soldado individuales, sino que para ganar una guerra se requiere la operación conjunta de todas las personas en todas las dimensiones. Cada teatro de operaciones tiene un comando unificado compuesto por todos los servicios de EE.UU. Una mezcla de estudiantes de estos servicios asiste a escuelas de adiestramiento en escuelas militares. Para las operaciones principales, todos los servicios se unen para formar el mando centralizado. Incluso en logística y despliegues de armamentos dentro de un teatro de operaciones, las fuerzas armadas de EE.UU. usan métodos de abastecimiento conjuntos. La Fuerza Aérea de EE.UU. diseña un adiestramiento con requisitos y efectos de combate en mente. Por ejemplo, en la Base de la Fuerza Aérea Maxwell, Alabama, observamos un número de aviones de carga C-130 despegando y aterrizando frecuentemente. Un oficial nos explicó que estaban mejorando sus habilidades para aterrizar en pistas cortas a fin de fortalecer sus capacidades para proyectar fuerzas y abastecimientos de forma rápida en situaciones complejas.

Las fuerzas armadas de EE.UU. no tienen unidades políticas u oficiales políticos. En vez de eso, cada unidad orgánica tiene un capellán. No obstante, la educación política y la tutela moral se unen con éxito en el trabajo y en las vidas diarias de los militares. En todos los lugares vimos la bandera nacional, escudos de servicio y banderines de unidades al viento. Desde el Departamento de Defensa en el Pentágono a una escuadra en una base—de hecho en todas partes—encontramos museos y oficinas históricas. Las salas de reunión, los pasillos y los vestíbulos hacen de salones de la fama, decorados con fotos de líderes anteriores, héroes de guerra, trofeos y toda clase de recuerdos. En la Universidad del Aire, en Alabama, hay un museo dedicado al legado de miembros alistados que muestra héroes de guerra y sus valerosos actos, que crean una imagen completa de heroísmo. Algunas de las bases militares de EE.UU. que visitamos, como las Bases de la Fuerza Aérea Maxwell y Bolling, tienen nombres de héroes de guerra. No obstante, no vimos muchos eslóganes anunciados en las paredes de sus edificios, excepto quizás uno que decía "Integridad, Servicio, Excelencia".

Las fuerzas armadas de EE.UU. tienen una clara visión del desarrollo personal. Antes de que transcurran 18 meses después de su ascenso, los oficiales subalternos deben ir a las escuelas de oficiales subalternos a tomar un curso de seis semanas. Después, por cada ascenso, deben asistir a escuelas militares que pueden durar de dos a tres semanas hasta 12 semanas. Los oficiales de grado superior también deben asistir a escuelas militares para hacer cursos estratégicos como prerrequisito para lograr un ascenso. Incluso los generales deben volver a la escuela a tomar cursos más avanzados y participar en juegos de guerra de operación conjunta. Es necesario que los oficiales asistan al menos a 10 sesiones, en momentos diferentes, antes de que adquieran el rango de general de brigada. Durante los últimos años, las fuerzas armadas de EE.UU. han añadido bastantes cursos sobre teoría de guerra de información y arte del mando. Las escuelas invitan a los oficiales de alto rango con experiencia en combate y especialistas renovados a dar clases y discursos. Para aumentar sus capacidades de operación conjuntas, los oficiales rotan cada dos a tres años, siendo despachados a fuerzas de operación en el frente o asignados a escuelas militares u oficinas administrativas. En la actualidad, la mayoría de los oficiales de grado superior de la Fuerza Aérea tienen experiencia en dos a tres sistemas de armas y posiciones profesionales. El desarrollo de suboficiales es igualmente sistemático. Para pasar del rango más bajo al más alto, los sargentos deben completar un ciclo de capacitación cada cinco años, como promedio. La duración del curso varía de 8 días a 18 semanas.

Durante nuestra estancia de 15 días en Estados Unidos, hemos observado también que las hermosas y ajardinadas bases militares atraen a personas con mucho talento. Las bases de la Fuerza Aérea de EE.UU., academias militares y campos de escuadras de vuelo que visitamos estaban todos bien diseñados, con edificios, arbolado y flores. Las personas que conocimos, ya fueran el comandante, un sargento o un estudiante, parecían todas motivadas, orgullosas y tenían mucha confianza. Los individuos con los que hablamos expresaron su voluntad de desplegarse en los campos de batalla más peligrosos para efectuar las tareas más traicioneras y morir por su país. El General de División Stephen J. Miller, comandante de la Escuela Superior de Guerra Aérea de la Fuerza Aérea de EE.UU, nos dijo que en Estados Unidos, los militares se incorporan voluntariamente a las fuerzas armadas. Los cadetes que hayan terminado dos años de estudios pueden escoger entre dejar las fuerzas armadas o firmar un acuerdo para continuar en las fuerzas armadas. Después de ingresar voluntariamente en el servicio, deben obedecer órdenes de forma incondicional, seguir el reglamento y la disciplina de forma estricta, y cumplir con los compromisos personales. Sea cual sea la posición, profesión o fase del desarrollo personal en que se encuentren, como militares, no tienen ninguna razón de arriesgar su compromiso. Al visitar la Academia de Suboficiales Superiores de la Fuerza Aérea de EE.UU., pregunté lo siguiente al sargento jefe (que parecía tener unos 50 años de edad), "Al haber servido en las fuerzas armadas durante tanto años y haber pasado todo el tiempo con soldados a nivel popular, ¿ha pensado alguna vez en cambiar de carrera o buscar otras posiciones con mayores prestaciones?" "Bien", respondió el jefe, "éste es el trabajo más apropiado para mí y con el que disfruto. Debo hacerlo lo mejor que pueda".

"Ideas Seleccionadas Después de Darle un Breve Vistazo a la Fuerza Aérea de EE.UU."

Coronel Superior Wang Ximin, Fuerza Aérea del Ejército de Liberación Popular, Comisario Político, Universidad de la Fuerza Aérea de Guilin

Como miembros del personal de una escuela militar, naturalmente presté más atención a las instituciones educativas de la Fuerza Aérea de EE.UU. durante nuestra visita. Entender la política educativa, los modelos de enseñanza y las estructuras de las escuelas modernas de la Fuerza Aérea de EE.UU. nos aportará nuevas ideas a nuestra educación y adiestramiento.

Las fuerzas armadas de EE.UU. creen que el adiestramiento militar debe relacionarse con la guerra. Así pues, las fuerzas armadas de EE.UU. a menudo hacen que sus entornos de juegos de guerra sean más complicados que los campos de batalla reales. Ha adoptado una mentalidad de operaciones conjuntas, cuyos conceptos se reflejan completamente en la estructura del sistema así como en mando y coordinación, hasta el nivel táctico. Los militares de EE.UU. entienden se adiestrarán para luchar por los objetivos estratégicos generales de su país y que tendrán obligación de hacerlo. Los soldados deben prepararse para ganar, ya que de lo contrario, están destinados a ser derrotados. Dejando a un lado la justificación de empezar guerras, podemos aprender algo de los militares, que es que tienen un sentido muy enraizado de lo que es la misión, la dedicación y la obligación.

La Fuerza Aérea de EE.UU. no sólo posee armas refinadas sino que hace mucho énfasis en el papel desempeñado por las personas en las guerras de alta tecnología. De hecho, ese servicio invierte sustancialmente en el desarrollo de aviadores de alta calidad. Durante nuestra visita, me impresionó profundamente su competencia militar, capacidad técnica y física así como salud mental. Tanto los oficiales como los miembros alistados demostraron un elevado nivel de estudios. La mayoría de estos últimos habían terminado la escuela secundaria, y un porcentaje bastante grande de ellos tenían títulos universitarios. Más del 95 por ciento de los oficiales de la Fuerza Aérea de EE.UU. tienen títulos universitarios.* Los oficiales de grado superior y superiores a menudo tienen de dos a tres títulos diferentes. El profesorado de las escuelas militares consiste en su mayor parte en profesionales con títulos de maestría y doctorados. Las fuerzas armadas de EE.UU. también hacen hincapié en la importancia del desarrollo total. Mediante la enseñanza situacional, rotación de funciones, adiestramiento práctico, despliegue en el campo de batalla y otras muchas formas, las fuerzas armadas de EE.UU. equipan a sus militares con capacidades y competencias totales. Los estudiantes que ingresen en escuelas militares deben cumplir con unos requisitos estrictos. Los oficiales subalternos deben graduarse de la universidad de mando y plana mayor para poder reunir las condiciones necesarias y ser ascendido al rango de oficiales superiores.† Los oficiales de grado superior normalmente poseen experiencia en dos o tres campos o sistemas de armas.

Las unidades políticas y las posiciones de comisarios políticos no existen en las fuerzas armadas de EE.UU., pero la educación política y moral tiene ciertas características distintivas. Durante nuestra visita, le pregunté a nuestro anfitrión, "¿Cómo se forma a sus soldados en lo que respecta a lealtad al país, dedicación a la defensa nacional y compromiso con el deber?" Contestó, "Dicha formación empieza en la escuela secundaria. Cuando los estudiantes ingresan en las escuelas militares, se les enseña a entender por qué sirven en las fuerzas armadas, cómo dedicarse al país y cómo contribuir al desarrollo militar".

Las fuerzas armadas de EE.UU. mantienen el interés nacional por encima de todo lo demás y consideran que el servicio al país es una obligación sagrada. Los militares de EE.UU. pueden asistir a distintas escuelas militares múltiples veces. De hecho, la educación sobre el deber y la responsabilidad militares impregna toda la carrera militar. A pesar de la ausencia de educadores ideológicos especiales, dicha educación se refleja en realizar misiones y cumplir con obligaciones. También observamos la compasión y la atención a las necesidades reales de los soldados. Por ejemplo, las fuerzas armadas se ocupan de muchas necesidades de las familias de los soldados desplegados en el extranjero. Por otra parte, las personas que se nieguen a cumplir con sus acuerdos de servicio militares, deserten o incumplan las reglas pueden verse sometidos a castigos severos. Mi impresión más vívida fue la del entorno cultural de las bases de la Fuerza Aérea. Todas las unidades y escuelas tienen su propia sala de honor y salón de la fama decoradas. Ciertamente, todos estos esfuerzos influyen de modo imperceptible en la psique de los oficiales de la Fuerza Aérea de EE.UU. y en los miembros alistados, ayudándoles a desarrollarse y crecer.

"Ojeada al Cultivo de los Valores Básicos de los Aviadores en las Escuelas de la Fuerza
Aérea de EE.UU."

Coronel Superior Hao Chengming, Fuerza Aérea del Ejército de Liberación Popular, Universidad de Aviación de la Fuerza Aérea

Las fuerzas armadas de EE.UU. no dan menos importancia a la educación moral que a las armas y a los equipos. Mantienen que el patriotismo, un sentido de superioridad nacional, y la dedicación a los intereses nacionales son elementos importantes del carácter de un soldado. Representan los máximos valores personales, sirven de base real para la moral militar y son esenciales para vencer en guerras futuras. Durante esta visita de estudio, presté atención especial al cultivo de los valores básicos de los soldados por parte de las fuerzas armadas de EE.UU.

Los valores básicos de las fuerzas armadas de EE.UU. incluyen "lealtad, deber, respeto, servicio abnegado, honor, integridad y coraje personal" (Ejército); "integridad primero, servicio antes que uno mismo y excelencia en todo lo que hacemos " (Fuerza Aérea); "honor, coraje y compromiso" (Cuerpo de Infantería de Marina), y así sucesivamente. Además, todos las universidades y academias de la Fuerza Aérea tienen sus propios valores básicos: "integridad, servicio y excelencia" (Academia de la Fuerza Aérea) e "institucionalización, servicio al país y dedicación a la excelencia" (Academia de Suboficiales Superiores de la Fuerza Aérea de EE.UU.), por ejemplo. La Academia de la Fuerza Aérea de EE.UU. establece de modo uniforme como primera prioridad educativa el cultivo de la ética y los valores militares de EE.UU. en todos los cadetes. Tanto el Centro para el Desarrollo del Carácter como el Centro de Desarrollo de Asesoría y Liderazgo de Cadetes establecen el plan de estudios para el desarrollo moral de los cadetes. La academia hace énfasis en valores básicos como "integridad primero", "servicio al país primero," "el honor supremo de sacrificio al país" y "excelencia en todo lo que hacemos". La Academia de la Fuerza Aérea de EE.UU. ha resumido y expresado dichos valores básicos en palabras muy concisas y ha integrado estos conceptos en una variedad de formas patrióticas, heredadas, religiosas, situacionales, morales y legales de modo que guíen el comportamiento de todos los cadetes, para que los absorba como objetivos morales. Todos estos esfuerzos educativos y sus efectos evidentes dejaron impresiones profundas en los miembros de nuestra delegación de estudio de la Fuerza Aérea del Ejército de Liberación Popular.

Las universidades y las academias de la Fuerza Aérea de EE.UU. hacen un trabajo extraordinario al crear un entorno que de forma subconsciente facilita la formación de los estudiantes mediante vistas y sonidos agradables. En la Academia de la Fuerza Aérea de EE.UU. y en cada colegio de la Universidad del Aire, se puede ver que los jardines meticulosos y las exposiciones en el recinto, en los terrenos de adiestramiento, a lo largo de los pasillos, y en cada escenario exterior reflejan los principios y conceptos de educación distintivos de diferentes escuelas, transmitiendo una atmósfera de cultura, conocimientos y estudios. En las paredes de casi todas las oficinas, salones de clase y salas de reuniones de la Universidad del Aire, se pueden ver también imágenes y descripciones que demuestran el historial del servicio y de la escuela. Se exponen los sucesos importantes relevantes para el desarrollo de la Fuerza Aérea de EE.UU. y la escuela, así como individuos famosos educados por la escuela, ofreciendo una lección histórica rica y colorida que influye, inspira y educa a la gente. Las exposiciones estáticas de varios tipos de aviones están ubicadas en lugares destacados como forma de estimular los sentimientos patrióticos de los estudiantes así como su amor y devoción por la Fuerza Aérea de EE.UU. La inscripción en la estatua de un águila y aguiluchos de la Academia de la Fuerza Aérea de EE.UU. sirve como recordatorio a los cadetes de la importancia del aprendizaje: "El vuelo del ser humano por la vida se sostiene por el poder de sus conocimientos".

Las universidades y academias de la Fuerza Aérea de EE.UU. también dan una importancia especial al desarrollo de las capacidades de liderazgo y gestión de los estudiantes y de los cadetes como una prolongación del cultivo de los valores básicos. En la Escuela de Adiestramiento de Oficiales de la Universidad del Aire y en la Academia de la Fuerza Aérea de EE.UU., la escuadra de cadetes—responsable de administrar, educar y desarrollar a los cadetes de la Fuerza Aérea de EE.UU.—forja y desarrolla sus habilidades de liderazgo y capacidades de mando y gestión. Organizada de forma muy parecida a una unidad de combate de la Fuerza Aérea, la escuadra de cadetes incluye varias posiciones de mando y personal que proporcionan a cada cadete la oportunidad de experimentar liderazgo y aprender a gestionar la institución militar. En la escuadra, los estudiantes de cuarto año sirven como oficiales cadete, y tanto los estudiantes de tercer como de segundo años sirven como suboficiales cadete. No obstante, los estudiantes de primer año, que no tienen rango de cadete, deben respetar a los cadetes de cuarto año y obedecer sus órdenes—requisitos que cultivan la mentalidad de los aviadores y una actitud de obediencia. Los estudiantes de segundo años están sujetos a unos requisitos algo menos estrictos y asumen responsabilidades de liderazgo limitadas en la escuadra de cadetes, con énfasis en el desarrollo de destrezas y capacidades de comunicación. Los estudiantes de tercer y cuarto años se concentran en desarrollar un sentido de la responsabilidad como líderes y aprenden las diversas funciones de la Fuerza Aérea de EE.UU. Los cadetes de cuarto año sirven como instructores para la mayoría de los cursos de adiestramiento de planeadores y paracaidismo de la Academia de la Fuerza Aérea de EE.UU. Además, deben asumir al menos una posición de liderazgo en el programa de adiestramiento de verano para cadetes de tercer año. Este modelo de educación y gestión no sólo inspira la iniciativa de los cadetes en lo que se refiere a autoeducación y autogestión, sino que también facilita su adquisición de conocimientos profesionales y destrezas de mando necesarios para ser ascendidos a un rango superior. También mejora sus capacidades de gestión y tiene en cuenta el desarrollo de su personalidad.

* Este porcentaje refleja el entendimiento del autor, según una visita de EE.UU. De hecho, un título universitario es un prerrequisito de nombramiento para todos los oficiales de la Fuerza Aérea de EE.UU.

† Este comentario refleja la forma en que lo entiende el autor, pero el sistema de ascensos realmente funciona de forma algo diferente.


  Declaración de responsabilidad: Las ideas y opiniones expresadas en este artículo reflejan la opinión exclusiva del autor elaboradas y basadas en el ambiente académico de libertad de expresión de la Universidad del Aire. Por ningún motivo reflejan la posición oficial del Gobierno de los Estados Unidos de América o sus dependencias, el Departamento de Defensa, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos o la Universidad del Aire. El contenido de este artículo ha sido revisado en cuanto a su seguridad y directriz y ha sido aprobado para la difusión pública según lo estipulado en la directiva AFI 35-101 de la Fuerza Aérea.


[ Inicio | Email su Opinión a ]