Documento creado: 20 de marzo de 2008
Air & Space Power Journal - Español  Primer  Trimestre 2008


ASPJ Wings

      Cartas al Editor


Le exhortamos a que nos envíe sus comentarios preferiblemente por correo electrónico, a aspjspanish@maxwell .af.mil. También puede enviar sus correspondencia por correo aéreo a la siguiente dirección: Editor, Air and Space Power Journal en Español, 155 N. Twining St., Bldg 693, Maxwell AFB, AL 36112-6026. Nos reservamos el derecho de editar el material en toda su extensión.

CONFESIONES VERDADERAS DE UN
ANTIGUO HOMBRE MACHISTA

Creo muy acertadas los argumentos y conclusiones expresadas por el Dr. David Mets en su artículo "Confesiones verdaderas de un antiguo hombre machista" (Cuarto Trimestre 2007). Siendo un alumno de ACSC en 1992 discutimos en nuestro seminario la problemática relacionada con "Women in Combat", y recuerdo haber sido el único defensor de la postura a favor de la mujer. Mi punto de vista se basó en que el avión de caza que volé por 10 años había sido ensayado y homologado por una mujer, la francesa Jaqueline Auriol. Si un producto como el Mirage 3 había surgido de las manos expertas de esa señora, indudablemente nuestros argumentos en contra no tendrían sustento.

Comodoro Raúl A. Federico
Fuerza Aérea Argentina
Buenos Aires, Argentina

El Dr. Mets Responde: Estimado Comodoro Federico. Gracias por sus comentarios bondadosos acerca de mi artículo, "Confesiones verdaderas de un antiguo hombre machista". En verdad su experiencia en ACSC no fue singular. Probablemente, la gran mayoría de los hombres militares norteamericanos en aquel entonces y antes estaban en contra de las mujeres en combate. Es una de las glorias de la democracia, creo, que a pesar de nuestras opiniones personales, los que estaban en la Fuerza Aérea acataron lealmente la tradición establecida por el General George Washington que los militares tienen que por siempre estar supeditados a la voluntad de los líderes civiles en el Congreso y en el Poder Ejecutivo.

NUEVA REVISIÓN DEL LIDERAZGO EN
LAS FUERZAS ARMADAS

Me gustó el artículo del General de Brigada Aérea, Fuerza Aérea de Pakistán, Aslam Bazmi "Nueva revisión del liderazgo en las Fuerzas Armadas," (Cuarto Trimestre 2007), por la orientación clara y concreta que proporciona con respecto a lo que hace falta para ser un gran líder: consejos que se aplican a las organizaciones militares y no militares. Entendí su erudicción, que se evidencia en las citas altamente pertinentes de los trabajos de varios líderes reconocidos, y disfruté de su concienzuda presentación.

Además, dada la época, me parece que muchos estadounidenses podrían quedar gratamente sorprendidos al darse cuenta de la fuente de su espléndida obra. Desafortunadamente, hay muchos que tienden a minimizar las capacidades y contribuciones de nuestros aliados, como Pakistán. El artículo del General Bazmi demuestra claramente un nivel de conocimiento y profesionalismo que todos podemos admirar, basado en valores que todos compartimos.

Frank J. Hannaford
Omaha, Nebraska

UNA NUEVA FORMA DE COMBATE
AÉREO

La lectura de las ideas explicitadas por el entusiasta y creativo Teniente de la Reserva de la FAF, Tim Larribau, en su artículo "Una Nueva Forma de Combate Aéreo" (4º Trimestre, 2007), a mi juicio ameritan algunos señalamientos que me sugieren mis enfoques sobre el poder aéreo, la superioridad y la supremacía en el aire, y el significado en el ámbito aeroespacial.

El autor entiende que los trágicos episodios del 11 de setiembre de 2001 (popularmente conocidos como 9/11) en USA implican la novedosa expresión de una nueva forma de superioridad aérea ocasional e inesperada, lo cual le permitió a un reducido grupo de terroristas producir un espantoso ataque contra bienes americanos en su propio territorio. Es un modo especial de conceptuar a la superioridad aérea. Pero Tim también avanza y estima que estamos ante una nueva manera de combatir en el aire, que deviene de procedimientos y reglas de empeñamiento que no coinciden con los fundamentos históricos del poder aéreo. Diría que el Ten. Larribau cree estar ante el nacimiento revolucionario de nuevos modos de dominar el aire. No es poca cosa.

Analicemos. Cuando apreciamos que una fuerza obtiene la superioridad aérea sobre un adversario, de hecho reconocemos que el oponente gozaba de esa ventaja hasta un instante determinado y por alguna circunstancia la pierde debido a la acción de un contendiente. Pero la superioridad aérea no es una situación de efímera transitoriedad que puede cambiar de manos por un acto de prestidigitación. Detrás del poder aéreo que posee un manifiesto control del aire sobre cualquier otro desafiante que pretende disputárselo, hay una larga lista de ítems que soportan esa condición tan favorable. Para decirlo en dos palabras, doctrinas, organizaciones, recursos y entrenamiento, lo cual se asocia con el concepto de estabilidad. Un hecho fortuito o sorpresivo, no cambiará una situación tan compleja como la que encuadra una superioridad aérea con un golpear de manos.

Así concebida estructuralmente la superioridad aérea, diría que es muy difícil que llegue a ser revertida por una simple acción cuya envergadura carece de entidad. Al fin y al cabo, el 9/11 solamente operaron cuatro aviones civiles de los cuales tres alcanzaron su nefasto objetivo. Observado desprejuiciadamente el hecho, fue un procedimiento coordinado que tuvo éxito parcial (uno de los aviones no llegó a su destino) por dos factores que no siempre son tomados en cuenta: iniciativa y sorpresa. Pero la pregunta es, ese acto premeditado y salvaje, ¿puso en riesgo la superioridad local del poder aéreo americano? Francamente no.

Simplemente tengamos presente que el mantenimiento de un grado de superioridad no impide que un opositor emprenda actos suicidas y totalmente imprevistos, como lo demostraron los ataques Kamikases de la Segunda Guerra Mundial. Pero quien posee la superioridad aérea, tiene la capacidad de hacer pagar muy caro los intentos alocados. Pensemos que en el episodio del 9/11 los agresores no tuvieron supervivientes.

Me permito disentir con el joven e imaginativo Tim, a quien sugiero que no desista en sus estudios. Lo que sucede por estos días es que las guerras no convencionales están poniendo en tela de juicio teorías que supieron prevalecer durante siglos y comprender lo que está sucediendo requiere tiempo, persistencia y mantenimiento del esfuerzo. Volviendo a lo nuestro, lo sucedido el 9/11 no inauguró nuevas artes de combate en el aire y a través del aire. Tampoco asistimos al estreno de un flamante concepto de superioridad aérea. La superioridad aérea americana nunca quedó en situación de riesgo. Presenciamos paralizados y sin saber qué hacer una manifestación refinada del uso del terror desde el aire (por eso me referí a las reglas de empeñamiento), donde mentes alteradas explotaron con paciencia y perversión esos dos factores que ojalá ningún planificador moderno olvide jamás: iniciativa y sorpresa.

Tampoco nos equivoquemos considerando a 9/11 una historia policial. No, se trató de una acción cumplida en el marco de una guerra no convencional en pleno desarrollo y por eso, lamentablemente, tengo que advertir que no será la última. Hay que evitar que la iniciativa y la sorpresa queden en manos del adversario.

Comodoro(R) FAA, José C. D´Odorico
Diploma-brevet de Estado Mayor
Ecole Supérieure de Guerre Aérienne,
Paris, France, 1962
Buenos Aires, Argentina

LIDERAZGO: LECCIONES APRENDIDAS
DE LOS GANSOS

Solamente quiero expresar mi reconocimiento al brillante artículo que he tenido la oportunidad de leer referente al liderazgo comparando algo tan sencillo como el vuelo de las aves al liderazgo, "Liderazgo: Lecciones Aprendidas de los Gansos" (Cuarto Trimestre 2007). ) Nunca había tenido la oportunidad de apreciar claramente las cualidades de un buen líder como lo he hecho basado en el sencillo y elocuente discurso presentado por el del Teniente General (USAF) Russel Honore.

Cap. Pam. Salomón Mareco
Fuerza Aerea Paraguaya
Asunción, Paraguay

FUNCIÓN CRÍTICA DEL PODERÍO
AÉREO EN LA GUERRA IRREGULAR

Leí con gran interés el artículo del General (USAF) Allen G. Peck "Función crítica del poderío aéreo en la guerra irregular", (Cuarto Trimestre 2007). En base a su experiencia y visión estratégica, el General Peck ha creado una respuesta y línea de pensamiento adaptada a los últimos asuntos sobre cómo debería enfrentar el poderío aéreo a los desafíos asimétricos. El artículo del General Peck también revela que falta historiografía sobre este tema. La lectura del artículo, me hizo recordar que el empleo de la aviación en la guerra asimétrica no es nada nuevo. Los turcos otomanos la usaron con cierto éxito en la Primera Guerra Mundial contra las tribus árabes de Lawrence de Arabia. Adicionalmente, no se puede explicar en su totalidad la victoria francesa en la Guerra de Marruecos (Guerra del Rif) en 1925 sin tener en cuenta la contribución importante, en todas las facetas de esa guerra contra Abdl el-Krim, del Regimiento Aéreo No. 39 del Coronel Armengaud, quien escribió sobre el tema. También se podría hablar sobre las operaciones del Regimiento Aéreo No. 37 contra el Druze en las montañas sirias a comienzos de la década de 1930. Sin embargo, a mi entender, se han escrito pocos estudios sobre el empleo de la aviación en estas guerras asimétricas modernas. Una cosa es cierta, y se pone de manifiesto claramente en el artículo del General Peck: la aviación es un cuerpo distinguido por la naturaleza global de su acción, y los conflictos modernos —más notablemente la Segunda Guerra Mundial— han tendido a confinar la superioridad aérea de gran altitud y los enfrentamientos de las fuerzas aéreas a un rol remoto y casi abstracto. Necesitamos redescubrir la aviación de combate cuerpo a cuerpo y quizás también completar la gama de medios aéreos con aviones más lentos y de larga duración a fin de "ocupar" más completamente el cielo durante los conflictos asimétricos.

Teniente Tim Larribau
Reserva de la Fuerza Aérea Francesa
Burdeos, Francia

LA PRIMERA REGLA DE LA
GUERRA MODERNA

En su artículo titulado "La Primera Regla de la Guerra Moderna: Nunca Llevar un Cuchillo a un Tiroteo" (Primer Trimestre 2006) el Coronel (USAF-R) Richard Szafranski implica que el avión de combate tripulado no es un sistema de armamento viable para el futuro—al menos para los futuros postulados. Aunque estoy de acuerdo que un ser humano (es decir, un piloto) en la cabina probablemente será obsoleto en los sistemas de armamento del futuro, no creo que sistemas de aviones no tripulados (UAS, por sus siglas en inglés) o los sistemas aéreos de combate no tripulados (UCAS, por sus siglas en inglés) son el camino por recorrer sencillamente por las implicaciones con respecto a la Ley del Conflicto Armado (LOAC, por sus siglas en inglés) y las reglas de enfrentamiento (ROE, por sus siglas en inglés). Finalmente, las LOACs y las ROEs dan el consentimiento para que el personal de las fuerzas armadas utilice la violencia. En el futuro cercano, dentro de las décadas que se mencionan en el artículo, es inconcebible que los conceptos que el Occidente tiene de las LOACs y las ROEs cambien de manera que aprueben que las máquinas hagan lo mismo. Inevitablemente, un ser humano tiene que estar enterado si uno emplea la violencia a favor de un estado. Alguien—algún personal de las fuerzas armadas—tiene que ser el responsable de la muerte y la destrucción que los UAVs y los UCAVs puedan ocasionar, una máquina no puede ser responsable de ello. Quizás los términos vehículos aéreos no habitados o vehículos aéreos de combate no habitados serían mejor ya que sugieren que un ser humano controla el sistema de armamento pero no está dentro del vehículo en sí. Por lo tanto, aunque estoy de acuerdo que cada vez es menos probable que sistemas de armamento en el futuro tengan una persona en la cabina, no estoy de acuerdo que los UAVs y los UCAVs son el camino por recorrer. En cambio, el ser humano estará en un lugar más seguro controlando esos sistemas. Ese lugar puede ser en tierra, en o debajo de los océanos o en el espacio. Sin embargo, al final del día, a menos que ocurra un cambio significativo en las interpretaciones que el Occidente tiene de las LOACs y las ROEs, un ser humano responsable por la lluvia de destrucción y muerte hasta cierto punto estará presente en cada UAV y UCAV.

Los guerreros del aire de escuadrones futuros probablemente pasarán muy poco tiempo en el aire. Es muy probable que estén "atados a una silla", pareciéndose más a mi hijo y sus juegos de vídeo que a nada que se asemeje a mí en mis más de 20 años en la Fuerza Aérea Canadiense.

Teniente Coronel John Foster
Fuerza Aérea Canadiense, Retirado
Kagawong, Ontario, Canadá


Declaración de responsabilidad: Las ideas y opiniones expresadas en este artículo reflejan la opinión exclusiva del autor elaboradas y basadas en el ambiente académico de libertad de expresión de la Universidad del Aire. Por ningún motivo reflejan la posición oficial del Gobierno de los Estados Unidos de América o sus dependencias, el Departamento de Defensa, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos o la Universidad del Aire. El contenido de este artículo ha sido revisado en cuanto a su seguridad y directriz y ha sido aprobado para la difusión pública según lo estipulado en la directiva AFI 35-101 de la Fuerza Aérea.


Inicio 
Comentarios? Diríjase al editor