Document created: 20 Feb. 07
Air & Space Power Journal - Español  Primer  Trimestre 2007


La Doctrina Perdida de la Fuerza Aérea

Cómo la Fuerza Aérea Ignora la Contrainsurgencia

Mayor USAF Kenneth Beebe *

ContrainsurgenciaTENIENDO en cuenta que los militares estadounidenses tienen amplia experiencia en el uso del poderío aéreo contra los insurgentes, que Estados Unidos casi con seguridad estará involucrado en la lucha contra insurgentes y terroristas, y que sin duda asistirá a otras naciones en sus propias luchas contra oponentes irregulares en el futuro, resulta escandalosa la poca atención que las escuelas militares y la doctrina prestan a este tema. En particular, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos ha tendido a ignorar y minimizar las operaciones aéreas en las guerras menores, tanto en su sistema educativo como en su doctrina".1

Muchos futuristas especulan que la era de los combates importantes contra un competidor similar ha llegado a su fin, cuando menos en el futuro cercano.2 Ellos predicen más conflictos en el extremo inferior del espectro, el territorio doctrinario conocido como operaciones militares distintas de la guerra u operaciones de estabilización y apoyo. Después de aplastar al régimen de Saddam Hussein durante la Operación Libertad de Irak en una batalla convencional de ritmo acelerado, el Pentágono se encontró frente a una insurgencia resuelta en Irak. De hecho, algunos autores sostienen que la guerra global contra el terrorismo es en efecto una batalla contra una insurgencia global.3 Si éste es el tipo de guerra que los militares estadounidenses verán con más frecuencia en el futuro, deben analizar la doctrina de contrainsurgencia (COIN) para aprender a combatirla.

Lamentablemente, aún cuando parece que COIN se hará más común en el futuro, la Fuerza Aérea no tiene una doctrina factible para esta área de misión emergente. La redacción de doctrinas, en comparación a la creación de nuevas organizaciones o la compra de nuevos sistemas de armamentos, cuesta muy poco incluso cuando podría tener el mayor impacto. Según el Coronel retirado USAF Dennis Drew, "En gran medida, la Fuerza Aérea ha ignorado en lo posible la insurgencia, prefiriendo considerarla como algo más que una versión pequeña de guerra convencional".4 En preparación para el futuro, la USAF debe cambiar su enfoque doctrinario y la estructura de fuerzas para incluir COIN, en lugar de continuar centrándose exclusivamente en las operaciones convencionales grandes, cada vez menos probables.

Este artículo examina la doctrina COIN de la Fuerza Aérea, o la carencia de ella. En primer lugar, revisa la doctrina COIN actual de la Fuerza Aérea. Después, analiza los tipos de problemas que esta doctrina puede ayudar a resolver. Finalmente, este artículo revisa el caso de cómo la Fuerza Aérea enfrentó a una insurgencia en el conflicto de Vietnam pero no pudo redactar, o al menos mantener, la doctrina.

El propósito de la doctrina es ayudarnos en la preparación para luchar los conflictos presentes y futuros mediante la codificación de las experiencias del pasado. El Documento de Doctrina de la Fuerza Aérea (AFDD) 1, Doctrina Básica de la Fuerza Aérea, establece que, "La doctrina del aire y el espacio es una declaración de convicciones, principios de lucha de guerra, y terminología oficialmente aprobados que describen y guían el uso correcto de las fuerzas del aire y el espacio en las operaciones militares. Eso es lo que hemos llegado a entender, basados en nuestra experiencia hasta la fecha. La Fuerza Aérea promulga y enseña esta doctrina como el marco de referencia común sobre la mejor manera de preparar y emplear las fuerzas del aire y el espacio. En consecuencia, la doctrina da forma a la manera en que la Fuerza Aérea organiza, adiestra, equipa y sustenta a sus fuerzas" (énfasis en el original).5 Una fuerza militar que carezca de doctrina para COIN también carece de guía para preparar y emplear mejor sus fuerzas o para organizarlas, adiestrarlas, equiparlas y sustentarlas en tales conflictos. La carencia de doctrina COIN sugiere que la Fuerza Aérea considera poco importante incluirla—un caso de prepararse para luchar las guerras que prefiere y no prepararse para las guerras que es más probable que tenga que luchar.

Desde sus primeros días, la USAF se ha centrado en la doctrina convencional de gran escala y, posteriormente, en la doctrina nuclear—la guerra en el extremo superior del espectro. En el período entre la Primera y la Segunda Guerras Mundiales, el enfoque de la doctrina del emergente Servicio Aéreo del Ejército y del Cuerpo Aéreo del Ejército era principalmente el bombardeo estratégico en un esfuerzo por enfatizar la necesidad de un servicio aéreo separado.6 En las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial, la guerra nuclear dominó la doctrina del poderío aéreo. La revisión que hizo el Coronel Drew de la doctrina de la Fuerza Aérea durante el período de Vietnam muestra una doctrina COIN captada brevemente en el Manual de Campo del Ejército 2-5, Operaciones Aéreas Tácticas, Guerra Aérea Especial, marzo de 1967. Sin embargo, hacia mediados de la década de 1970 la doctrina COIN casi había desaparecido.7 Lamentablemente, como lo demuestran los comienzos del conflicto de Vietnam y del conflicto actual de Irak, cuando más se necesita, prácticamente no existe una doctrina sobre el mejor uso de las fuerzas del aire y el espacio en COIN. La función principal de las fuerzas del aire y el espacio en COIN es apoyar a las fuerzas de tierra u otros gobiernos o agencias. Sin embargo, parece que la Fuerza Aérea tiene propensión a desatender las situaciones donde sirve principalmente en función de apoyo.

Entonces, ¿qué dice la doctrina de la Fuerza Aérea acerca de COIN? La versión actual de AFDD 2, Organización y Empleo del Poderío Aeroespacial, no menciona para nada la insurgencia o COIN.8 El borrador actual de AFDD 2 incluye la definición de apoyo a la contrainsurgencia de la Publicación Conjunta (JP) 3-0, Doctrina para Operaciones Conjuntas, de 10 de septiembre de 2001.9 Sin embargo, no ofrece un entendimiento de la función del poderío aéreo o espacial en tales operaciones. No cubre las funciones apropiadas de la Fuerza Aérea en apoyo de COIN, qué efectos pertinentes pueden crear las plataformas aérea y espacial, o cómo se debería organizar y emplear el poderío aéreo y espacial para apoyar COIN.

Bajando por la cadena doctrinaria encontramos AFDD 2-3, Operaciones Militares Distintas de la Guerra (MOOTW).10 MOOTW es una clase de frase genérica en la jerga militar estadounidense que representa cualquier cosa en el extremo inferior del espectro—es decir ninguna guerra convencional importante ni guerra nuclear.11 AFDD 2-3 menciona el apoyo a COIN en el contexto de la defensa interna extranjera (FID) en lugar de considerarla un área doctrinaria separada. Por lo tanto, la doctrina de la Fuerza Aérea que trata de COIN con más precisión es AFDD 2-3.1, Defensa Interna Extranjera, de 10 de mayo de 2004, pero incluso aquí la doctrina sólo trata tangencialmente el asunto de la contrainsurgencia.

JP 1-02, Diccionario de Términos Militares y Asociados del Departamento de Defensa, de 12 de abril de 2001 (enmendado hasta el 31 de agosto de 2005), define la defensa interna extranjera como la "participación de agencias civiles y militares de un gobierno en cualquiera de los programas de acción adoptados por otro gobierno para liberar y proteger a su sociedad contra la subversión, la anarquía y la insurgencia. Desgraciadamente, el término FID básicamente oculta el hecho de que el área de misión trata de COIN. De hecho, la sigla popular COIN ha desaparecido de la literatura conjunta y de la Fuerza Aérea y ha sido reemplazada con el término genérico FID.12 El objetivo central de FID es proporcionar apoyo a otros gobiernos. Un problema con esta interpretación estrecha de COIN es la necesidad creciente de que las fuerzas estadounidenses ejecuten acciones COIN, por derecho propio, en la lucha contra los extremistas globales y transnacionales o en operaciones de estabilización. Al contraatacar a la insurgencia global, podría no haber nación anfitriona que apoyar. En Irak, el gobierno es incapaz de combatir efectivamente la insurgencia por su propia cuenta. Por lo tanto los militares estadounidenses tienen una función de combate directo e importante en COIN más que una función de apoyo, como lo prevé la doctrina FID. Además, en casos como Irak y Afganistán, donde la nación apoyada prácticamente no tiene Fuerza Aérea, los militares estadounidenses serían la única fuente de apoyo aéreo a las fuerzas locales. Por lo tanto, se necesita una doctrina que enfatice la función del poderío aéreo en COIN más que su función más limitada en FID. Desgraciadamente, la Fuerza Aérea no tiene una doctrina para apoyar los esfuerzos de COIN distinta a la publicada en AFDD 2-3.1.

Aquí, vale la pena preguntarse si la Fuerza Aérea realmente necesita una doctrina COIN. Después de todo, ¿no es la insurgencia simplemente una versión reducida de una guerra general? Desafortunadamente, esta actitud es dominante, y no sólo en la Fuerza Aérea. La batalla actual en Irak enfrenta insurgentes resueltos contra las fuerzas de tierra estadounidenses y de la coalición. Estas fuerzas emplean operaciones convencionales de acordonamiento y búsqueda como método principal de encontrar y erradicar a los insurgentes, mientras unidades blindadas patrullan las calles en algunas áreas de Bagdad. Pero COIN difiere de la guerra convencional no sólo en escala. JP 1-02 define la contrainsurgencia como "aquellas acciones militares, paramilitares, políticas, económicas, sicológicas y cívicas adoptadas por un gobierno para derrotar a la insurgencia" (énfasis añadido). Las operaciones militares deben ser parte de una estrategia equilibrada centrada en la seguridad y la legitimidad. El Coronel Drew afirma que "las insurgencias . . . difieren fundamentalmente de las guerras convencionales al menos de cinco maneras". Estas diferencias son tiempo, "dualidad" civil-militar, táctica, logística y centros de gravedad.13 Como James S. Corum y Wray R. Johnson señalan en su libro Airpower in Small Wars, "En general, las guerrillas y los terroristas raramente presentan objetivos lucrativos para un ataque aéreo, e incluso es más raro aún que exista la oportunidad de emplear el poderío aéreo en una campaña de bombardeo estratégico o en operaciones de ataque en gran escala. Como resultado, es la aplicación indirecta del poderío aéreo—es decir, el uso de recursos de aviación para reconocimiento, transporte, operaciones sicológicas y comunicaciones—lo que demuestra ser más útil"14 (énfasis añadido). Por lo tanto, muchas de las funciones doctrinarias más conocidas del poderío aéreo, tales como supresión del poderío aéreo enemigo, destrucción aérea y ataque estratégico son a menudo de uso marginal en COIN. En las funciones que son verdaderamente útiles en COIN, tales como apoyo aéreo próximo (CAS), no se puede simplemente aplicar a ciegas la doctrina "redactada dentro del ámbito de una guerra de teatro importante".15 Desafortunadamente, ése es el resultado final si no se dispone de una doctrina redactada específicamente para COIN.

¿Qué funciones puede el poderío aéreo y espacial contribuir a COIN, o es el poderío aéreo y espacial simplemente irrelevante para COIN?16 La falta de doctrina no tiene nada que ver con la carencia de aplicabilidad de los poderíos aéreo y espacial. Ciertamente sobresalen algunas áreas de misión—vigilancia, reconocimiento, movilidad aérea en el campo de batalla, apoyo de comunicaciones y CAS.17 Estas funciones son principalmente de apoyo al comandante de tierra, sea éste un comandante de fuerzas de operaciones especiales o un comandante de fuerzas convencionales. La Fuerza Aérea también puede desempeñar funciones primarias en programas de control aéreo y FID para adiestrar y equipar a las fuerzas aéreas locales.18 De hecho, en la actualidad los Aerotécnicos ejercen muchas de estas funciones en Irak y Afganistán, pero sin tener una doctrina coherente que defina la función de las fuerzas aéreas en COIN.19 Ciertamente, hay mejores maneras de hacer las cosas. Ahora es el momento de documentar las lecciones de guerra de COIN—en tanto doctrina como en táctica, técnicas y procedimientos (TTP).

Un aspecto que una doctrina formal ayudará a aclarar es el efecto que puede y debe tener el poderío aéreo y el poderío espacial, determinando los tipos de personal y adiestramiento necesarios para COIN. Es necesario actualizar los programas de educación y adiestramiento para oficiales y alistados a fin de incluir la consideración de la insurgencia y la función del poderío aéreo y espacial en COIN. El adiestramiento de nuestros especialistas de inteligencia debería incluir educación concreta sobre insurgentes y sus métodos operativos. Deberíamos desarrollar TTPs y el adiestramiento relacionado para nuestros aerotécnicos del campo de batalla a fin de que puedan proporcionar el apoyo que necesitan las fuerzas de tierra que realizan COIN.20 Tal vez sea necesario desarrollar nuevos códigos de especialidad de la Fuerza Aérea que se especialicen en COIN e incrementar el número de personal cuyas obligaciones incluyan COIN.

Las decisiones sobre los tipos de sistemas armamentos adquiridos pueden y deben ser influenciadas por la doctrina de COIN. Evidentemente, para las funciones antes detalladas, los aviones optimizados para el combate aire-aire son mucho menos útiles que en las operaciones convencionales contra un oponente del mismo calibre. Igualmente, los sistemas usados principalmente para suprimir las defensas aéreas del enemigo son de poca utilidad, ya que es raro que los insurgentes tengan defensas aéreas más sofisticadas que la artillería de apunte óptico y los misiles portátiles con guía infrarroja. Los aviones y sistemas optimizados para apoyo próximo a fuerzas de tierra son ideales.21 Los helicópteros y aviones de puente aéreo que pueden aterrizar en pistas cortas y sin mucha preparación son más útiles que los aviones de transporte que requieren bases grandes y fijas. Los sistemas de inteligencia, vigilancia y reconocimiento sensibles y de baja observabilidad proveerán un alto grado de persistencia y mejores efectos que los sistemas diseñados para localizar rápidamente grandes formaciones enemigas en el campo de batalla. Las armas deben también reflejar la naturaleza de la lucha. Las armas que producen daño colateral grande son mucho menos útiles que las bombas pequeñas (menores que las actuales bombas de diámetro pequeño de 250 libras). Actualmente, las únicas municiones de precisión de bajo rendimiento de la Fuerza Aérea son el AGM-114 Hellfire (que se lanza desde vehículos aéreos armados no tripulados RQ-4B Predator), las ráfagas de ametralladora de 105 mm/ 40 mm (disparadas desde AC-130) y el AGM-65 Maverick (sólo desde el A-10). También se pueden desarrollar otras armas y sistemas que sirvan para apoyar los esfuerzos de COIN.22 Sin una doctrina coherente para apoyar a COIN con poderío aéreo y espacial, la USAF continuará financiando y comprando sistemas que son más apropiados para otros tipos de conflicto.

Además de identificar los efectos pertinentes, la doctrina deberá ayudar a determinar la mejor organización de las fuerzas aéreas y espaciales para su empleo. Para los tipos de apoyo próximo necesario en COIN, no siempre será mejor el control centralizado de las fuerzas aéreas y espaciales si éste no es lo suficientemente sensible a las necesidades del comandante de tierra. De hecho, para que las fuerzas sean más sensibles, se necesita un alto grado de integración en el nivel táctico—sea para el movimiento de tropas o para el fuego aerotransportado. La doctrina debe ayudar a determinar los mejores métodos para integrarse con las fuerzas apoyadas, incluyendo qué niveles necesitan oficiales de enlace y planificadores. Como señala un autor, "Actualmente asignamos elementos de enlace aéreo a niveles de comando en tierra relativamente altos, en base al tamaño de la unidad de tierra y no por la necesidad de apoyo aéreo".23

La carencia de doctrina del poderío aéreo y poderío espacial pertinente no se debe a la falta de experiencia en COIN—hay muchos ejemplos de cómo la USAF y otros servicios emplearon el poderío aéreo en el pasado.24 Por ejemplo, la Infantería de Marina Estadounidense demostró la efectividad de los aviones contra los insurgentes en Nicaragua hacia 1927.25 Las fuerzas estadounidenses asistieron a la República de Filipinas a contrarrestar con éxito la rebelión Huk entre 1946 y 1956.26 Estados Unidos también asistió al gobierno de El Salvador durante la década de 1980 y en 1992 en la guerra civil.27 Tal vez el ejemplo más importante, o el más reciente, proviene de la Guerra de Vietnam, donde Estados Unidos asistió a Vietnam del Sur a combatir un gran movimiento insurgente. Aunque se debe tener cuidado al sacar comparaciones directas entre la lucha en las junglas de Vietnam durante la década de 1960 y la lucha principalmente urbana en Irak hoy en día, las experiencias ofrecen mucho que aprender.

Estados Unidos no está preparado para conducir operaciones de COIN en Afganistán e Irak, a pesar de la experiencia pasada en Vietnam.28 El Teniente Coronel USAF David Dean, describe el desarrollo de las fuerzas de COIN de la Fuerza Aérea durante la era de Vietnam.29 A mediados de la década de 1950, mientras que los franceses trataban denodadamente de superar la insurgencia vietnamita, el Sub-jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea Estadounidense, preocupado por la importancia del poderío aéreo, planteó el tema de "si las fuerzas aéreas podían hacer algo distinto a ofrecer acción de represalia en caso de una guerra importante".30 Sin embargo, no fue hasta 1961, cuando el Presidente Kennedy ordenó directamente a los servicios militares a desarrollar fuerzas de COIN, que la Fuerza Aérea tomó acción, formando el Escuadrón de Adiestramiento de Tripulaciones de Combate (CCTS) No. 4400. Después de presión adicional del Presidente, la Fuerza Aérea creó el Centro Especial de Guerra Aérea (SWAC) en la Base de la Fuerza Aérea Eglin, Florida, en 1962, absorbiendo al CCTS No. 4400. El SWAC llevó a cabo operaciones en Vietnam y países aledaños hasta 1968, cuando se le redesignó como Fuerzas de Operaciones Especiales (SOF) de la Fuerza Aérea. Después de la Guerra de Vietnam, rápidamente se desvaneció el interés en COIN, y la Fuerza Aérea desactivó SOF en 1974.31 A pesar de su duración relativamente corta, el CCTS No. 4400, el SWAC y el SOF de la USAF hicieron grandes avances en el desarrollo de TTPs para la guerra de COIN. Sin embargo, debido a que gran parte de los TTP se desarrollaron "sobre la marcha", el SOF no pudo avanzar tanto como era factible y operó mayormente como una unidad aérea convencional más que como una fuerza de COIN. En su análisis de las lecciones provenientes de SWAC, el Coronel Dean dice, "En este caso se debe enfatizar la importancia de la doctrina. La falta de doctrina y el corto tiempo entre el inicio de SWAC y sus primeras operaciones son la clave del problema que resultó en la mala utilización de esta organización especial. . . . Entrar en el área de la contrainsurgencia sin disponer de pautas fomentó el uso de las tácticas convencionales del poderío aéreo".32

Desafortunadamente, la doctrina de la Fuerza Aérea continúa ignorando virtualmente a COIN. La Fuerza Aérea ha hecho muy poco esfuerzo, especialmente en los últimos años, para reconocer COIN como un tipo distinto de guerra, ni qué decir de redactar la doctrina. Aunque la Fuerza Aérea formó un escuadrón dedicado a realizar FID en 1994, el Sexto Escuadrón de Operaciones Especiales (SOS) ha encontrado obstáculos para lograr su misión debido a dificultades para obtener los aviones y el personal que necesita.33 Incluso si el Sexto SOS estuviera totalmente equipado y dotado de personal, y aunque FID y COIN están relacionados, la doctrina y los TTP desarrollados desde FID podrían no ser adecuados. En otros lugares dentro de las Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea, como afirmó el Coronel USAF Kenneth J. Alnwick, en 1984, el centro de atención ha estado básicamente "alejado de las misiones SOF tradicionales en contrainsurgencia, reconstrucción de naciones y guerra sicológica hacia operaciones especiales detrás de las líneas enemigas—algo que recuerda más las experiencias de la Segunda Guerra Mundial que las experiencias de las últimas dos décadas".34 Por lo tanto, incluso en la organización de la Fuerza Aérea que más se vincula a SWAC y los esfuerzos pasados de COIN, se ha prestado muy poca atención a la mejor manera de emplear el poderío aéreo y espacial en este entorno.

Claramente, la falta de doctrina para guerra de COIN presentó un problema en el pasado. Pero incluso ahora, con una insurgencia mayor en Irak, la Fuerza Aérea aún no ha comenzado a redactar una doctrina COIN. La Fuerza Aérea continúa centrándose casi exclusivamente en las operaciones principales de combate o en las situaciones donde pueda ser decisiva por sí sola. El poderío aéreo se está usando para combatir insurgentes en Afganistán e Irak. Debemos captar las lecciones aprendidas y redactar la doctrina que nos llevará al éxito en la siguiente lucha. La doctrina es esencial. Es el plano de detalle para organizar y emplear el poderío aéreo y espacial—es decir qué funciones son relevantes y cuáles no lo son, y qué efectos deben producir nuestros Aerotécnicos y sistemas. La Fuerza Aérea tiene una oportunidad dorada—mientras combate en Irak y Afganistán y antes de que se desvanezcan las memorias—para publicar guías claras e inequívocas de la función del poderío aéreo y espacial en COIN.

Notas;

1. James S. Corum y Wray R. Johnson, Airpower in Small Wars (Poderío Aéreo en Guerras Menores) (Lawrence, KS: University Press of Kansas, 2003), 4.

2. Véase por ejemplo Thomas P. M. Barnett, The Pentagon’s New Map: War and Peace in the TwentyFirst Century (El Nuevo Mapa del Pentágono: La Guerra y la Paz en el Siglo Veintiuno) (New York: G. P. Putnam and Sons, 2004); Ralph Peters, Beyond Terror: Strategy in a Changing World (Más Allá del Terror: Estrategia en un Mundo Cambiante) (Mechanicsburg, PA: Stackpole Books, 2002); o Samuel P. Huntington, The Clash of Civilizations and the Remaking of World Order (El Choque de las Civilizaciones y La Reconstrucción del Orden Mundial) (New York: Touchstone, 1996).

3. Véase Grant R. Highland, "New Century, Old Problems: The Global Insurgency within Islam and the Nature of the War on Terror (Nuevo Siglo, Viejos Problemas: La Insurgencia Global dentro de Islam y la Naturaleza de la Guerra contra el Terrorismo)", Competencia de Ensayos sobre Estrategia del Presidente del Comando Conjunto, 2 (Washington, DC: Universidad de la Defensa Nacional, 2003), 17–30, http://www.au.af.mil/au/awc/awcgate/ndu/high land.htm; y Capitán Matthew W. Lacy, USAF, "Al Qaeda’s Global Insurgency: Airpower in the Battle for Legitimacy (Insurgencia Global de Al Qaeda: El Poderío Aéreo en la Batalla por la Legitimidad)", Air and Space Power Chronicles, 16 de julio de 2003, http://www.airpower.maxwell .af.mil/airchronicles/cc/ lacy.html.

4. Dennis M. Drew, "U.S. Airpower Theory and the Insurgent Challenge: A Short Journey to Confusion (Teoría del Poderío Aéreo Estadounidense y el Desafío de los Insurgentes: Una Breve Jornada a la Confusión)", Journal of Military History 62 (octubre de 1998): 809.

5. Documento de Doctrina de la Fuerza Aérea (AFDD) 1, Doctrina Básica de la Fuerza Aérea, 17 de noviembre de 2003, 3.

6. Para ver una buena discusión sobre cómo se desarrolló la teoría del bombardeo diurno de alta precisión a gran altura como parte de una estrategia de cuatro partes que define la necesidad de un servicio de condición análoga a la del Ejército o la Marina, véase el artículo del Teniente Coronel Peter R. Faber, "Interwar US Army Aviation and the Air Corps Tactical School: Incubators of American Airpower (La Aviación del Ejército Estadounidense y la Escuela Táctica del Cuerpo Aéreo Entre las Guerras)", en The Paths of Heaven, The Evolution of Airpower Theory, ed. Col Phillip S. Meilinger (Base de la Fuerza Aérea Maxwell, AL: Escuela de Estudios Avanzados del Poderío Aéreo, 1998), 183–238.

7. Drew, "U.S. Airpower Theory (Teoría del Poderío Aéreo Estadounidense)", 823.

8. AFDD 2, Organización y Empleo del Poderío Aeroespacial, 17 de febrero de 2000.

9. AFDD 2, "Organización y Empleo de las Operaciones del Aire y el Espacio", borrador de coordinación principal, versión 8G, 10 de enero de 2006.

10. AFDD 2-3 será revocada cuando se publique la próxima versión de AFDD 2, sin reemplazo planeado. Intercambio por email entre el autor y el Sr. Bob Poyner del Centro de Doctrina de la Fuerza Aérea, 4 de febrero de 2005.

11  MOOTW puede ser reemplazada por los términos operaciones de estabilización y operaciones de apoyo del Ejército de los Estados Unidos en las ediciones futuras de doctrina conjunta y de la Fuerza Aérea. Manual de Campo del Ejército (FM) 3-07, Stability Operations and Support Operations (Operaciones de Estabilización y Operaciones de Apoyo), de febrero de 2002, reemplazó al folleto FM 100-20/AF (PAM) 3-20, Military Operations in Low-Intensity Conflict (Operaciones Militares en Conflictos de Baja Intensidad), diciembre de 1990.

12. COIN se encuentra en la doctrina considerada como parte de FID, que es en sí un subconjunto de MOOTW. ¿Podríamos oscurecerla más completamente?

13. Drew, "U.S. Airpower Theory (Teoría del Poderío Aéreo Estadounidense)", 810-11.

14. Corum y Johnson, Airpower in Small Wars (Poderío Aéreo en Guerras Menores), 8.

15. AFDD 2-1.3, Counterland (Superioridad sobre la Superficie), 27 de agosto de 1999, por ejemplo, afirma que, "Aunque este documento se ha escrito dentro del ámbito de guerra de teatro importante (MTW), las principios básicos de superioridad sobre la superficie se aplican igualmente a la aplicación del poderío aeroespacial contra fuerzas de superficie en operaciones de contingencia más limitadas" (v).

16. Thomas R. Searle, "Making Airpower Effective against Guerrillas (Aumentando la Efectividad del Poderío Aéreo contra las Guerrillas)", Air and Space Power Journal 18, no. 3 (Otoño de 2004): 13–14. El Dr. Searle señala que la Tercera División de Infantería del Ejército liberó su escuadrón de operaciones de apoyo aéreo adscrito después de la caída de Baghdad porque ni el liderazgo de la división ni los Aerotécnicos sabían cómo podría contribuir el poderío aéreo y espacial.

17. La misión de movilidad casi con certeza incluye transporte sensible de tropas por helicóptero, una función a la que la Fuerza Aérea casi ha renunciado.

18. Hay grandes partes de Irak con escasa población sin embargo contienen infraestructura vital, como oleoductos y plantas de generación de energía. Los aviones han demostrado la capacidad de patrullar y controlar grandes áreas en el pasado, liberando a las fuerzas de tierra para que trabajen en las áreas de mayor densidad de población. Véase por ejemplo, Corum y Johnson, Airpower in Small Wars (Poderío Aéreo en Guerras Menores), Capítulo 2.

19. Las deficiencias doctrinarias se complican debido a una escasez de información disponible al nivel operativo. Manual del Centro de Doctrina de la Fuerza Aérea (AFDCH) 10-01, El Manual del Comandante del Aire y el Espacio para el JFACC, 16 de enero de 2003. Evidentemente el foco está en el conflicto convencional mayor.

20. Para más información sobre los Aerotécnicos en el campo de batalla, véase Directiva de Política de la Fuerza Aérea (AFPD) 10-35, Aerotécnicos en el Campo de Batalla, 4 de febrero de 2005.

21. Aunque no necesariamente favorecemos un conjunto específico de sistemas de armamentos (los efectos son la clave), aviones tales como el AC-130 y el A-10 son altamente efectivos en esta función—el efecto sicológico de estos sistemas de armamentos en acción es también magnífico. El uso de bombarderos y aviones de caza puede también ser efectivo, al igual que los sistemas armados no tripulados tales como el Predator RQ-4B.

22. Véase, por ejemplo, Searle, "Making Airpower Effective against Guerrillas (Aumentando la Efectividad del Poderío Aéreo contra las Guerrillas)", 5.

23. Ibíd., 4.

24. Corum y Johnson, Airpower in Small Wars (Poderío Aéreo en Guerras Menores). Este libro es un informe fantástico de cómo el poderío aéreo ha sido exitoso y no empleado tan exitosamente en los conflictos menores pasados.

25. Max Boot, The Savage Wars of Peace: Small Wars and the Rise of American Power (Las Guerras Salvajes de Paz: Guerras Menores y el Surgimiento del Poderío Americano) (New York: Basic Books, 2002), 238–39.

26. Corum y Johnson, Airpower in Small Wars (Poderío Aéreo en Guerras Menores), 110-38.

27. Ibíd., 327–49.

28. Esto no quiere decir que sólo la Fuerza Aérea esté poco preparada para contrarrestar una insurgencia en Irak. El Ejército ha tenido que volver a aprender, "a la fuerza", a realizar acciones de COIN.

29. Teniente Coronel David J. Dean, The Air Force Role in Low-Intensity Conflict (La Función de la Fuerza Aérea en Conflictos de Baja Intensidad) (Base de la Fuerza Aérea Maxwell, AL: Air University Press, octubre de 1986).

30. Ibíd., 87.

31. Ibíd., 87–98.

32. Ibíd., 99.

33. Teniente Coronel Wray R. Johnson, "Whither Aviation Foreign Internal Defense? (¿Hacia dónde va la Aviación en la Defensa Interna Extranjera?)" Airpower Journal 11, no. 1 (Primavera de 1997): 66–85. De hecho, desde que Johnson escribió este artículo han mejorado las cosas, pero la capacidad total sigue siendo limitada.

34. Coronel Kenneth J. Alnwick, "Perspectives on Air Power at the Low End of the Conflict Spectrum (Perspectivas sobre Poderío Aéreo en el Extremo Inferior del Espectro de Conflictos)", Air University Review 35, no. 3 (marzo-abril de 1984): 17–28


Colaborador

*El autor, adscrito al Centro de Operaciones de Información Conjunta, se desempeña actualmente como oficial comisionado de información en la Segunda Fuerza Expedicionaria de la Marina (de avanzada), en Camp Fallujah, Irak.

Declaración de responsabilidad:

Las ideas y opiniones expresadas en este artículo reflejan la opinión exclusiva del autor elaboradas y basadas en el ambiente académico de libertad de expresión de la Universidad del Aire. Por ningún motivo reflejan la posición oficial del Gobierno de los Estados Unidos de América o sus dependencias, el Departamento de Defensa, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos o la Universidad del Aire. El contenido de este artículo ha sido revisado en cuanto a su seguridad y directriz y ha sido aprobado para la difusión pública según lo estipulado en la directiva AFI 35-101 de la Fuerza Aérea.


[ Inicio | Email su Opinión a ]