Document created: 23 August 04
Air & Space Power Journal - Español Tercer Trimestre 2004


Air & Space Power Journal

Próceres de la Aviación


Pioneras de la Aviación Militar Colombiana y Latinoamericana

Douglas Hernández

"En cuanto se concede a la mujer la igualdad con el hombre, se vuelve superior a él".

—Margaret Thatcher

Las primeras siete oficiales piloto femeninas de la Fuerza Aérea

Las primeras siete oficiales piloto femeninas de la Fuerza Aérea Colombiana frente a un T-34 Mentor de la EMAVI. De Izquierda a derecha son: Johanna Herrera Cortés, Magda Rincón, Sandra Marian Gaitán Sisa, María Andrea Bueno Restrepo, Luz Stella Franco Yepes, Liliana Paola Vergara Gutiérrez y Gladis Rocío Sánchez

DE MANERA afortunada la sociedad tiende progresivamente a la igualdad de géneros, con algunos altibajos y no en igual medida para todas las regiones del planeta, en algunos lugares la religión impide materializar este ideal, en otras es la simple tradición, y en no pocas la división histórica de las actividades sociales restringe las aspiraciones de igualdad en todos los ordenes, de unos y otros. Profundizar en esos fenómenos es el trabajo de antropólogos y sociólogos, bástenos en este momento con saber, y felicitémonos por ello, que en Latinoamérica cada vez hay menos resistencia al cambio y más igualdad entre hombres y mujeres.

Las mujeres latinoamericanas han incursionado en muchas esferas de actividad que antes habían sido eminentemente masculinas, teniendo la mayoría destacados papeles en la función que les ha tocado cumplir. La segunda mitad del siglo XX fue especialmente favorable a las aspiraciones femeninas, hubo incluso varias Presidentes, por ejemplo la señora Violeta Barrios de Chamorro1 en Nicaragua o más recientemente la señora Mirella Moscoso2 en Panamá, a quien le tocó en suerte ser la representante de su país que recibiera el Canal para la soberanía panameña, en acuerdo a lo dispuesto por los tratados Torrijos-Carter.

No solo en política han sido exitosas las mujeres latinoamericanas, habiendo embajadoras, gobernadoras, alcaldesas, diputadas, ministras y senadoras en todos los países de América Latina, ellas están presentes también en todas las profesiones, incluso en las tradicionalmente masculinas, en el presente hay mujeres médicos, abogados o taxistas, por ejemplo, hoy damos por sentado que eso es algo "natural", pero hace algunas décadas cosas como las descritas eran impensables, por fortuna vamos evolucionando hacia formas más elevadas dentro de nuestras sociedades.

¿Y qué pasa con las Fuerzas Armadas?, pues allí también están presentes las mujeres, inicialmente recibidas en los cuerpos castrenses para cumplir labores auxiliares, hoy hay oficiales femeninos con mando de tropa e importantes funciones operacionales. En el presente artículo pretendemos contar la historia de las mujeres que han quedado reseñadas como las pioneras de la aviación militar en Colombia.

Esta historia comienza en 1995, siendo director de la Escuela de Aviación Militar (EMAVI) el señor General Alfonso Ordóñez Quintana, en esa fecha dio inicio un proyecto que pretendía graduar a las primeras oficiales de escuela, como tales tendrían mando de tropa y podrían optar a ser pilotos regulares de la FAC3. Debemos aclarar que ya había personal femenino en la Fuerza Aérea Colombiana, pero pertenecían al Cuerpo Administrativo y Logístico, como profesionales asimiladas o como suboficiales en funciones auxiliares. Por ejemplo el 20 de abril de 1992 egresó el curso Nº 5 de suboficiales administrativos de la FAC, el primero en incorporar mujeres al cuerpo de suboficiales, este curso estaba compuesto por 25 mujeres y 10 hombres, hoy, 14 años después, continúan activos 18 y 4 respectivamente, con carreras extraordinariamente productivas. Sin embargo llegar a tener mujeres piloto era algo definitivamente novedoso.

La materialización de esta idea no era para nada sencilla, debieron sucederse diversos estudios de factibilidad y muchas reuniones, pues no se trataba solo de hacer cambios en la infraestructura de la EMAVI, sino también en la cultura organizacional y en las mentes de muchas personas. Así fue como se efectuó un convenio con dos universidades con sede en la ciudad de Cali, en donde tiene asiento la Escuela Militar de Aviación, para preparar al personal militar y civil de la Escuela a los fines de recibir a las futuras cadetes. El convenio se realizó con las facultades de psicología de la Universidad San Buenaventura y de la Pontificia Universidad Javeriana.

Cuando el proyecto de "preparación psicológica" concluyó, se procedió a adecuar las instalaciones creando un alojamiento para el personal de cadetes femeninos, pues hemos de reconocer que la igualdad tiene sus necesarios límites. El General Ordóñez quintana dejó así sentadas las bases para dar inicio al reclutamiento.

En 1997, siendo comandante de la EMAVI el señor General Edgar Alfonso Lesmez Abad (actual comandante de la FAC), ingresó el curso Nº 73 (mixto) a iniciar su entrenamiento. Al General Lesmez correspondió entonces recibir a los 48 hombres y 16 mujeres que lo integraron, acompañarles en sus etapas iniciales, que son las más exigentes física y psicológicamente. En la etapa de formación básica, que es común a todo el personal militar, los cadetes aprendieron los rudimentos básicos de la vida militar, aprendieron de jerarquías, a saludar a sus superiores al modo militar, a utilizar las armas de infantería, a marchar en orden cerrado y abierto y a no hablar en las formaciones, cuando este periodo básico de instrucción concluyó el General Lesmez presidió el juramento de bandera de los cadetes. Ante sus superiores, sus familiares, el tricolor nacional y las palabras:

"Cadetes!, ¿Jurais a Dios y prometéis a la Patria, defender esta bandera hasta perder vuestra vida, y no abandonar a vuestros jefes, superiores y compañeros, en acción de guerra, ni en ninguna otra ocasión?"

La Capitán García al mando de un Hugues 500 Artillado

La Capitán García al mando de un Hugues 500 Artillado

Sesenta y cuatro cadetes, entre los que se encontraban 16 emocionadas jóvenes, concientes de su responsabilidad histórica, respondieron con orgullo y devoción patria: "¡Si, juro!", quedando así sellado un pacto de honor ante el creador y Colombia toda. Pero para que no quedase duda de la altísima responsabilidad adquirida, se les dijo a continuación: "si así lo hiciereis, Dios y la Patria os lo premien, sino, él y ella os lo demanden".

El resto del primer año del curso Nº 73 (mixto) continuó con intensos entrenamientos físicos, ejercicios de orden cerrado y abierto, junto con una preparación académica que incluyó conocimientos de ética, derechos humanos, sistemas, historia militar, inglés y administración.

Llega entonces 1998, el segundo año de nuestras 16 noveles cadetes, etapa importante pues además de la carga académica obligatoria en el currículo de Administración Aeronáutica que todos los cadetes de la EMAVI deben cursar, inicia aquí la fase de adaptación al vuelo, cumpliéndose para cada cadete, luego de la instrucción teórica en tierra, una misión de virajes y maniobras y 2 de acrobacia abordo de los planeadores de la FAC. Una primera experiencia, emocionante para todos, y para no pocos terrorífica, no por miedo a volar, lo cual sería absurdo en un cadete del aire, sino por el temor de "hacer algo mal", temor que pesaba aun más en las cadetes femeninas que sabían que todos los ojos estaban puestos en su desempeño. La prueba fue superada.

El tercer año la preparación para volar tiene 450 horas académicas. En 1999 los cadetes del curso Nº 73 (mixto) cursaron materias tales como: meteorología; aerodinámica; sistemas de avión; navegación; regulaciones aeronáuticas, y doctrina aérea. Así, conociendo las partes, componentes y funcionamiento general de los aviones, efectuaron el curso de tierra del equipo T-41, debiendo cumplir luego 40 horas de vuelo en este avión de entrenamiento, que no es otro que la versión militar del Cessna 172.

El T-41 es el filtro que le dice a la Fuerza Aérea quienes serán pilotos y quienes deberán optar por otras especialidades vitales para la institución, es así como se efectuaron los vuelos de pre-solo y el ansiado primer vuelo solo, cumpliendo luego con una serie de misiones que son estrictamente evaluadas, aquí la igualdad se llevó a sus extremos, no hay para nadie ningún tipo de consideración. Resultando que 8 de las 16 jóvenes fueron eliminadas de la especialidad de vuelo, debiendo entonces escoger otra de las especialidades que brinda la EMAVI y en las que podrían demostrar sus capacidades. En diciembre de 1999 ascendieron a Alférez, las primeras Alférez femeninos de la historia de la Fuerza Aérea Colombiana.

El cuarto año académico, que correspondió al año 2000 para el curso Nº 73, es el año de la especialización, las jóvenes que calificaron para pilotaje pasaron a una nueva etapa, realizando el curso de tierra del equipo T-34 Mentor completando en seis meses 120 horas de vuelo, siendo estrictamente evaluadas en las siguientes actividades: presolo; transición I; maniobras de coordinación; transición II; instrumentos; formación; vuelo nocturno; navegación táctica y cruceros.

El vuelo de crucero recorrió gran parte del territorio nacional y las principales ciudades, en el siguiente itinerario:

• Día 1: Cali – Medellín – Montería – Coveñas – Santa Marta – Valledupar – Barranquilla.

• Día 2: Barranquilla – Sierra Nevada – Valledupar – Barranquilla.

• Día 3: Barranquilla – Bucaramanga – Barrancabermeja – Rionegro.

• Día 4: Rionegro – Palanquero (Bogotá) – Cali.

Habiendo pasado desde aquel enero de 1997 por muchas vicisitudes, padecimientos, clases, madrugadas y trasnochadas, ejercicios, castigos, premios, sorpresas, retos y aventuras, nuestras cadetes llegan al día de su graduación el día 6 de diciembre del año 2000, ceremonia presidida por el Comandante de la Fuerza Aérea Colombiana de ese momento, el señor General Héctor Fabio Velásco Chávez, el alto mando militar y por el Presidente Andrés Pastrana, quien les entregó una a una el sable de oficial en recompensa por su esfuerzo y grandes capacidades.

De las 16 jovencitas que llegaron a la EMAVI en 1997, siete obtuvieron alas de piloto, ellas son las subtenientes (FAC) María Andrea Bueno Restrepo; Luz Stella Franco Yépes; Sandra Maryam Gaitán Sisa; Johann Ximena Herrera Cortés; Magda Jinette Rincón Rivera4; Gladis Rocío Sánchez González y Liliana Paola Vergara Gutiérrez. Ellas al graduarse fueron destinadas por el mando al Comando Aéreo de Transporte Militar (CATAM) con sede en Bogotá, en donde se capacitaron en la operación de los aviones de transporte de la fuerza, para posteriormente a criterio del comandante de la FAC y de acuerdo a las necesidades de la institución, ser transferidas a las unidades de combate.

A la subteniente Magda Jinette Rincón Rivera, le correspondió el honor de ser la primera mujer en ser piloto comandante de un avión en Colombia. Luego de haberse desempeñado como copiloto en los equipos C-26 Merlin y CN-235, en diciembre de 2003 le informaron que cumplía los requisitos para desempeñarse como piloto y realizar vuelos autónomos, de CATAM fue trasladada al Grupo Aéreo de Oriente, en el departamento del Vichada, en donde funciona la escuela de vuelo del avión Gavilán 3585, un avión tan colombiano como la subteniente Rincón, que es fabricado en el país por la empresa Unilever.

Subteniente Rincón Rivera al mando de un Avión Gavillán
358

Subteniente Rincón Rivera al mando de un Avión Gavillán 358

Cumplida la fase de instrucción realizó su primer vuelo en el primer trimestre de 2004 cumpliendo una misión que la llevó hasta la población de Puerto Carreño, que es la capital del departamento del Vichada. El Gavilán 358 dentro de la FAC cumple misiones de transporte de personal y carga, reconocimiento aerofotográfico, evacuaciones aeromédicas, apoyo al lanzamiento de paracaidistas y reconocimiento visual o patrullaje. Sin lugar a dudas que esta joven piloto presta un valioso servicio a las Fuerzas Militares de Colombia en su esfuerzo por devolver la paz a los colombianos y además está abriendo puertas para sus compañeras que continúan como copilotos en CATAM, junto con otras oficiales que se han graduado en las promociones posteriores.

Si la carrera de las jóvenes del curso Nº 73 discurre sin novedad, para el año 2028 se espera tener por parte de la FAC el primer Brigadier General femenino. La ex Ministra de la Defensa de Colombia señora Martha Lucia Ramírez durante su gestión dejó unos lineamientos institucionales referidos a abrir los justos espacios a las mujeres militares, para que en función de sus méritos pudiesen optar incluso al generalato, lineamientos que vista la realidad institucional han seguido un curso favorable al tener el aval del señor Presidente Álvaro Uribe, quien siendo abogado de profesión reconoce y promueve lo atinente a la igualdad ante la ley en todas las dependencias del Estado.

En este punto no podemos dejar de mencionar a las valientes mujeres que sirven honrosamente en el Servicio Aéreo de la Policía Nacional de Colombia (PNC), el componente aéreo de policía más grande de Latinoamérica y el más comprometido en la lucha contra las drogas ilícitas. Allí por ejemplo hay dos suboficiales que cumplen funciones de artilleras a bordo de helicópteros UH-60 de la PNC. Ellas son la Sargento Viceprimero María del Pilar Ochoa y su aprendiz la suboficial Marcela Martínez. La sargento Ochoa tiene 40 años y un hijo de 16, ambas suboficiales participan en la escolta de operaciones de erradicación aérea de sembradíos ilícitos, prestando seguridad por ejemplo a los aviones Turbo Trush de fumigación. Estas operaciones son muy peligrosas, teniendo en cuenta que en no pocas ocasiones hay grupos armados ilegales custodiando los sembradíos y que abren fuego contra las aeronaves de la fuerza pública, respondiendo éstas suboficiales con disparos de las ametralladoras laterales de los UH-60 del tipo GAU calibre 12.7 mm (.50) para suprimir las amenazas a la vida del personal y a la seguridad de la operación de erradicación.

También cuenta el Servicio Aéreo de la PNC con la técnico Marta Blanco, quien lleva poco más de cinco años en la línea de mantenimiento de helicópteros, en donde se ha especializado en el soporte a los UH-1 habiendo contribuido enormemente a su modernización, con la cooperación del gobierno de los EE.UU., pasándolos de la versión UH-1H a la Huey II de mejores prestaciones.

Entre otras mujeres destacables en el seno de la PNC, no podemos dejar de mencionar a la Capitana Janet García, una de las únicas 5 mujeres en el mundo y única en Suramérica en pilotear un helicóptero de combate6, el Hughes 500, ella tiene en su haber más de 1.300 horas de vuelo y va armada con ametralladoras Minigun y cohetes de 70 mm. para proteger las operaciones aéreas de la Policía Nacional de Colombia, también está entrenada para el vuelo con Night Vision Googles (NVG). Por haberse ganado a pulso un lugar entre los más de 100 pilotos de helicópteros hombres de la Policía Nacional de Colombia y por prestar un invaluable servicio a la nación, es merecedora de los mayores elogios. Sin duda figura entre las pioneras de la aviación colombiana.

Desde el cielo de los aviadores, la baronesa Raymonde de Laroche, primera mujer en obtener su licencia de piloto, Harriet Quimby, segunda en obtener su licencia y primera en atravesar en vuelo el canal inglés, Amalia Celia Figueredo, primera aviadora Latinoamericana (argentina), Bessie Coleman, primera aviadora negra, quien venció infinidad de obstáculos para lograr su sueño, Amelia Earhart, primera en atravesar el Atlántico en un vuelo sola, Sabina Gokcen, nacida en Turquía y la primera mujer que participase en un combate aéreo, entre otras famosas pioneras de la aviación en el mundo, pueden sentirse orgullosas de tener en Colombia a dignos émulos de sus proezas.

A las jóvenes latinoamericanas que tengan el sueño de volar, y a las colombianas en particular, se les reta a demostrar sus capacidades y la veracidad de la apreciación de la señora Thatcher que encabeza este escrito. La Escuela de Aviación Militar de la Fuerza Aérea Colombiana espera por ustedes. Sid Itur Ad Astra. "Así se va a las Alturas" (lema de la Fuerza Aérea Colombiana).

Notas

1. Nacida el 18 de octubre de 1929, gobernó Nicaragua en el periodo que va del 25 de abril de 1990 al 10 de enero de 1997.

2. Nacida el 1ro de julio de 1946, inició su gobierno en Panamá el 1ro de septiembre de 1999 debiendo transferir el mando al presidente electo, el señor Torrijos (hijo del famoso General) el 1ro de septiembre de 2004.

3. Se ha tomado como referencia principal un artículo sobre el tema aparecido en la revista "Aeronáutica" de la FAC, edición 225, enero 2001.

4. Se puede leer una reseña sobre ella en el site: http://www.fac.mil.co/2001/Noti2004/marzo/8mujerpionera.htm.

5. Avión monomotor producido en Colombia y certificado por la FAA. Velocidad crucero de 200 nudos. Capacidad de 6 pasajeros más los dos tripulantes. Capacidad de carga de 400 libras. Se está empezando a producir una nueva versión con turboprop.

6. Según datos de la Policía Nacional de Colombia.


Colaborador

El Señor Douglas Hernández El Señor Douglas Hernández se graduó con honores como Industriekaufmann (Administrador Industrial) en el Centro Venezolano Alemán de Capacitación -CEVAC- institución auspiciada por la Deutsch-Venezolanische In-dustrie—und Handelskammer (Cámara de Industria y Comercio Venezolano - Alemana), en Caracas Venezuela. Actualmente se desempeña como miembro del Grupo de Estudios Internacionales (G.E.I.) de la Universidad de Antioquia (UdeA), en Medellín Colombia. Es analista internacional en la Emisora Cultural de dicha Universidad, y asesor sobre temas de seguridad y defensa para diversas personalidades y entidades de la ciudad de Medellín.

Declaración de responsabilidad:

Las ideas y opiniones expresadas en este artículo reflejan la opinión exclusiva del autor elaboradas y basadas en el ambiente académico de libertad de expresión de la Universidad del Aire. Por ningún motivo reflejan la posición oficial del Gobierno de los Estados Unidos de América o sus dependencias, el Departamento de Defensa, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos o la Universidad del Aire. El contenido de este artículo ha sido revisado en cuanto a su seguridad y directriz y ha sido aprobado para la difusión pública según lo estipulado en la directiva AFI 35-101 de la Fuerza Aérea.


[ Home Page de Air & Space Power - Español | Ediciones Anteriores | Email su Opinión]