Document created: 21 June 05
Air & Space Power Journal - Español Primavera Trimestre 1991

Reflexionando el Poder Aéreo

Mayor Andrew J. Ogan , USAF

Poder aéreo es el uso militar de recursos aeroespaciales para defensa de la nación y apoyar su política extranjera. Más aún, es la aplicación de instrumentos aeroespaciales para el logro de los objetivos del liderazgo nacional. El poder aéreo puede actuar independientemente o en concierto con fuerzas de tierra y del mar.1

El problema

Aunque tales declaraciones pueden aceptarse hoy en día, el concepto, a pesar de todo, no es claro. Justamente qué es el poder aéreo y, más importante todavía, cómo se ajusta dentro de los parámetros de la guerra moderna? Las preguntas son básicas, pero las respuestas no son fáciles de elucidar. El hecho es que el poder aéreo ha sido fragmentado. No tenemos una política comprensiva que reúna todos los elementos independientes del poder aéreo y defina el medio del espacio. La Fuerza Aérea actualmente está a cargo de sólo una pequeña parte del total de los recursos del poder aéreo. El Ejército, la Armada, y el Cuerpo de Infantes de Marina, cada uno tiene "fuerzas aéreas" separadas y distintas de la Fuerza Aérea de los EE.UU.

Doctrinal y operacionalmente, cada arma ha desarrollado facetas del poder aéreo. Como en el caso del ciego y el elefante, cada arma "toca" sólo una porción del espectro del poder aéreo. Esta fragmentación del poder aéreo tiene raíces históricas. El objetivo político de un servicio aéreo separado (o de retener una rama aérea en las fuerzas de tierra y en las navales) ha enturbiado las enseñanzas de la historia que demostraron el potencial del poder aéreo.2 De esta batalla por territorio ha surgido una visión del poder aéreo que' corresponde a las actividades y necesidades de cada arma. Hoy en día, poder aéreo es lo cada una de las armas dice-nada menos, y seguramente nada más.

En el concepto actual del poder aéreo falta la estructura para desarrollo doctrinal e innovación. Las rivalidades y los linderos artificiales tienen que hacerse a un lado para definir y desarrollar estas capacidades. Este artículo presenta una perspectiva desapasionada del poder aéreo y sugiere una estructura conceptual que pudiera ser útil para el futuro desarrollo de este medio de combate. Con este fin, esta discusión desarrolla dos temas principales: una estructura conceptual del poder aéreo y la aplicación de esta estructura a la práctica. En conjunto, estos dos temas determinan el empleo del poder aéreo.

Características del Medio Aeroespacial

Cualquier discusión del poder aéreo o del medio aeroespacial debe iniciarse con una definición porque el medio afecta los instrumentos disponibles y la utilidad o aplicabilidad de futuros desarrollos tecnológicos. Hoy en día, sin embargo, no hay una definición precisa, aceptada generalmente, del poder aéreo. Inclusive el conjunto de instrumentos que constituyen el poder aéreo varía de un arma a otra, y de un país a otro. La dificultad en definir este término en realidad resulta ser la mejor manera de determinar sistemas de armamentos aeroespaciales a partir de sistemas de tierra y sistemas navales. Se necesitan sólo dos características para cumplir este requisito: ambiente e inteligencia. Una descripción de estas características y de la manera como actúan una con otra ilustrará su efecto en los conceptos del uso del poder aéreo en el futuro.

Ambiente

El ambiente aeroespacial es el medio en que se producen las operaciones militares.3 Un aeroplano tiene que volar en el aire para lanzar bombas en "un objetivo; de igual modo, un satélite debe usar el ambiente aeroespacial para ejecutar su misión. En este respecto, un aeroplano usa el ambiente para ejecutar sus objetivos militares. Estas características ambientales admiten sistemas de armamentos tales como aeroplanos de ala fija y helicópteros y excluyen instrumentos militares tales como tanques y navíos.

Hay que admitir que las características son obvias. Todos los documentos de la Fuerza Aérea que discuten las características de funcionamiento tales como velocidad y alcance parten de la base de que esto se efectúa en el ambiente aeroespacial.4 Sin embargo, esta característica por sí no es suficiente para distinguir instrumentos aeroespaciales de instrumentos de fuerzas navales o de fuerzas de tierra. Balas y obuses, por ejemplo, se mueven en el ambiente aeroespacial pero no se consideran instrumentos únicamente aeroespaciales en el mismo sentido que los aeroplanos. Se necesita otra característica para delimitar más claramente el ambiente aeroespacial de otros ambientes.

Inteligencia

La inteligencia es una consecuencia lógica del ambiente. Específicamente, una vez que el vehículo está en el ambiente aeroespacial, el operador está en capacidad de tomar decisiones o de ejercitar la inteligencia. Esta característica no es tan evidente pero es un elemento esencial del poder aéreo. La inteligencia puede estar ubicada dentro del vehículo aeroespacial, dentro de un segundo vehículo, o en tierra. Entonces, aeroplanos de ala fija, vehículos piloteados por control remoto, y los satélites, serían vehículos aeroespaciales.

Esta característica ni es nueva ni es asombrosa. Documentos de la fuerza aérea que discuten la flexibilidad del poder aéreo, parten de la base de la habilidad de cambiar objetivos o localización-utilizar la inteligencia en la plataforma de los pertrechos.5 Más aún, muchas de las capacidades operacionales atribuidas a lo aeroespacial, tales como movilidad, sensibilidad, supervivencia, y presencia, tienen base en esta característica.6 Originalmente, la inteligencia estaba ubicada en la persona que operaba el aeroplano. Hoy en día, sin embargo, aunque el sistema de armamento sigue intacto, puede adicionarse inteligencia artificial o sistemas controlados desde la tierra.

Aplicación de las características

Tomadas en conjunto, estas características dan la base para el desarrollo de los aeroplanos del futuro. Un muestreo de los instrumentos del poder aéreo incluye helicópteros, misiles, vehículos de control remoto, satélites, y aeroplanos de ala fija. Aunque esta lista no es completa, es suficiente como útil base de referencia. Cada una de las "fuerzas aéreas" en el estable- cimiento militar de los EE.UU. usa algunos de estos instrumentos. Ninguna de las armas, sin embargo, incluye todos estos instrumentos en el desarrollo de las doctrinas o conceptos operacionales.

Hasta la fecha, distinciones entre aeronaves (por ejemplo, aeroplanos de ala fija y helicópteros) con el objeto de distribuirlas entre las armas han sido artificiales y transitorias.7 Debido al desarrollo tecnológico efectuado en la industria aeroespacial, líneas de demarcación clara entre distintas aeronaves no siempre son posibles o prácticas. Por ejemplo, los recursos de puente Aéreo se han aumentado y mejorado con el helicóptero. En corto tiempo, este vehículo ha madurado al punto de ser un gran elemento en el campo de batalla moderno, asegurando una grada de movilidad que sólo el poder aéreo puede facilitar.8 La tecnología del aeroplano de despegue y aterrizaje vertical o en corto espacio (VSTOL) enturbiará más aún las distinciones entre los instrumentos del poder aéreo.

Capacidades Militares Aeroespaciales

Las características de ambiente e inteligencia separan el poder aéreo de las fuerzas de mar y tierra. Hecha esta distinción, podemos comenzar a definir la función del poder aéreo. Como base de discusión, podemos enfocar en las capacidades mili- tares del poder aéreo. Típicamente, los entusiastas del poder aéreo se han concentrado en el potencial de destrucción masiva del poder aéreo-el bombardeo estratégico.9 Sin embargo, deben verse sobre el fondo de todas las maneras como haya sido usado en el pasado, a la luz de la manera como se defina el término.

Históricamente, el poder aéreo ha sido usado para lograr proyección, denegación, y supervisión. En vez de tratar de dar una definición, vamos a referimos a estas funciones como capacidades militares. Son una terna poderosa con la cual pueden desarrollarse funciones y misiones. Cada una representa un valioso elemento del poder aéreo que debe reconocerse en el uso de aeronaves.

Proyección

La mayor parte de la teoría del poder aéreo moderno se ha dirigido a la capacidad de proyección. En este contexto, proyección es la habilidad de poner fuerza militar en una localidad dada, a cierto tiempo. Esta definición intencionalmente es general. Hay una variedad de métodos para enfocar el poder militar. El método más evidente de la Fuerza Aérea es el bombardeo. Uno menos evidente pero igualmente importante es la proyección de fuerzas de tierra con un puente aéreo. La movilidad que el ejército tiene hoy en día es el resultado de la proyección de fuerza con helicópteros y aeroplanos de ala fija.10 Prácticas comúnmente aceptadas tales como el apoyo inmediato, interdicción, y bombardeo estratégico, son variaciones de esta capacidad. El aspecto fundamental de la proyección es poner fuerza militar-de cualquier manera-en cuantía dada y en tiempo y en lugar especificados.

Denegación

El socio de la proyección debe ser la denegación. Este capacidad implica la denegación de libertad de acción al adversario. Aunque la proyección es estrictamente ofensiva, la denegación implica una mezcla de acciones ofensivas y defensivas. Por una parte, esta capacidad tiene la tendencia a ser defensiva en cuanto a la prevención de acciones enemigas. Muchos consideran la Batalla de Inglaterra como ejemplo clásico de denegación.1l Por otra parte, acciones ofensivas tales como las proyectadas al logro de superioridad aérea, son también parte integrante de la denegación. Ciertos elementos de la interdicción y del apoyo aéreo inmediato, pudieran también considerarse en esta categoría. Con el movimiento de tropas y recursos, un puente aéreo puede denegar territorio o libertad de acción a un enemigo.

Supervisión

Posiblemente la más usada y menos considerada capacidad militar del poder aéreo es la supervisión. Simplemente descrita, la supervisión implica vigilar y custodiar para asegurar adecuada dirección y control. El uso de aviones de reconocimiento y de satélites para observar desarrollos militares extranjeros y proteger los Estados Unidos, es una contribución importante y crítica del poder aéreo. Claramente, esta capacidad hace uso del efecto de la visibilidad para influenciar las acciones de gobiernos hostiles. Por ejemplo, la observación por satélites alrededor del mundo es un ingrediente clave en el poder militar de los Estados Unidos y un componente crítico de la política extranjera.12 Más aún, el movimiento de aeroplanos E-3A a una región, manda una variedad de señales políticas y militares. Uno de los componentes decisivos de cualquier acuerdo de reducción de armamentos, es la habilidad de los Estados Unidos de ejercitar esta capacidad militar. La supervisión puede ser la causa de que gobiernos tengan que adoptar comportamiento diferente-cambiar sus planes militares.

Aplicación de Capacidades Militares

Estas capacidades obran en concierto para apoyar misiones específicas del poder aéreo. Las misiones son simplemente declaraciones de objetivos militares que dan la base a las estructuras de fuerza.13 Estos objetivos pueden lograrse ejercitando capacidades militares. En pocas palabras, toda misión contiene una mezcla de estas capacidades. De ahí que estas capacidades establezcan los cimientos para construir la declaración de misiones y la estructura de fuerza.

En cada misión hay una capacidad que domina mientras que las otras ejecutan funciones de apoyo. Sólo utilizando todas las capacidades puede completarse una misión. En la interdicción, por ejemplo, la proyección es la capacidad dominante. Sin embargo, la denegación es necesaria para suprimir las defensas enemigas-para permitir libertad de movimiento-y la supervisión es necesaria para conseguir información sobre el objetivo y evaluar el éxito de la misión.

Ambiente de la Aplicación

Estas características y capacidades son importantes solamente si nos ayudan a aplicar el poder aéreo. Al fin de cuentas, la teoría debe tener alguna utilidad práctica. El liderazgo del poder aéreo funciona en el ambiente de aplicación, una amplia estructura para la aplicación práctica de la teoría del poder aéreo. Para el líder militar, este ambiente consiste de dos consideraciones principales: el espectro del conflicto y la política nacional. Dentro de este ambiente es que el poder aéreo debe ser efectivo y sensible.

Espectro del conflicto

La naturaleza y la intensidad del conflicto varían considerablemente de un caso a otro. Aunque los proponentes del poder aéreo tradicionalmente lo enfocan en funciones nucleares o convencionales, hay muchas clases de conflictos que requieren fuerzas de los EE. UU. De hecho, se reconoce un espectro de conflicto (véase el cuadro) que caracteriza las diferentes formas de la guerra. Los conflictos pueden variar de baja intensidad, tales como una demostración de fuerza o ataques de alta precisión y efecto, o de gran intensidad, tales como una guerra general convencional o una guerra nuclear .14

BAJA INTESIDAD

-----------------------------------

ALTA INTENSIDAD

(Muy limitada)

-----------------------------------

(limitada)

Demonstración de Fuerza

-----------------------------------

Guerra Nuclear

Ataques de Precisión

-----------------------------------

Guerra Convencional

 
Guerra Convencional Limitada
 

El espectro del conflicto define el ambiente operacional para el planeador militar. La determinación de la naturaleza de un conflicto y de las opciones militares adecuadas, es la cima del arte militar. Esta evaluación militar de las estrategias, tácticas, y los instrumentos adecuados, se efectúa bajo la consideración de la índole del conflicto. El ritmo y la intensidad de las operaciones, así como también las magnitudes de fuerza para efectuar estas operaciones, son factores esenciales definidos por la índole del conflicto.

Política Nacional

El poder aéreo es efectivo-y, por lo tanto, necesario-sólo en la extensión en que apoye y promueva la política nacional. Implícita en esta declaración está la idea de que las fuerzas de mar, aire y tierra operen en concierto más bien que en oposición. Las fuerzas militares, en este contexto, se usan para "influenciar" otra nación o grupo de naciones a actuar de una cierta manera.15 Considerando que el espectro del conflicto determina la réplica militar adecuada, la política nacional determina el nivel y el alcance de la acción militar en una situación data.

Para el líder militar, los objetivos nacionales describen la armadura política en que va a usarse el poder aéreo. Estos objetivos definen los términos del éxito o la victoria y deben ser consistentes. Las variables militares medulares que dependen del ambiente político incluyen el nivel de fuerza, la duración del conflicto, el grado de libertad de las fuerzas militares, y posiblemente, las fuerzas que han de usarse.16

El Poder Aéreo y el Ambiente

Tanto el espectro del conflicto como la política nacional definen el ambiente de aplicación para el planeador del poder aéreo. Las características y capacidades del poder aéreo proveen la base pata desarrollar las opciones aeroespaciales dentro de este ambiente. Las características tienen importancia para la identificación de la amplia variedad de instrumentos disponibles para efectuar las misiones del poder aéreo. Las capacidades militares proveen los medios de evaluación para desarrollar estructuralmente misiones del poder aéreo proporcionadas a la demanda del conflicto y de la nación.

Empleo del Poder Aéreo

Hasta este punto, la discusión del poder aéreo ha sido teórica. En la contextura del mundo real o establecido el ambiente de aplicación, sin embargo, puede determinarse el empleo del poder aéreo contra esa situación. El resto de este artículo explica en detalle un concepto para desarrollo de misión, discute este concepto más detalladamente usando un ejemplo, y resume los elementos principales de esta discusión.

Desarrollo de la Misión

El desarrollo de una misión se inicia con el conflicto. El espectro de un conflicto puede utilizarse para determinar la posible naturaleza de un conflicto determinado y su posible resolución. Las opciones estrictamente militares pueden averiguarse por este proceso. Sin embargo, la política nacional tiene que determinarse antes de que los planeadores militares puedan comenzar a asignar fuerzas o determinar una estructura de fuerza para apoyar esa política. Los teorizantes del aire, trabajando con sus contrapartes de las fuerzas de tierra y mar, deben desarrollar misiones aéreas. Después de identificar el conflicto y el desarrollo de la política, el planeador de poder aéreo define las misiones y establece las fuerzas para implementar la política.

Las capacidades del poder aéreo (proyección, denegación y supervisión) forman la estructura para desarrollar la misión del poder aéreo. La naturaleza de la misión del poder aéreo (por ejemplo, ofensiva en oposición a defensiva o activa en oposición a pasiva) determinan cuál de las capacidades será la dominante. Aunque una capacidad sea dominante, las otras efectúan funciones de apoyó y son esenciales al desarrollo de la misión.

Las características del poder aéreo identifican el sistema de pertrechos para implementar la misión del poder aéreo. Estas características ayudan a determinar el número y los tipos de instrumentos disponibles. Además, hay que poner cuidado en considerar las capacidades del instrumento en vez de su empleo usual. El bombardero; por ejemplo, se ha desarrollado para ejecutar operaciones nucleares, convencionales, tácticas y estratégicas.17 El planeador de poder aéreo puede elegir, de una lista de sistemas posibles, la combinación más adecuada para suplir las capacidades militares requeridas y por lo tanto satisfacer las necesidades de la misión.

Ejemplo de Desarrollo de una Misión

Para poner en perspectiva todos estos detalles, consideremos un caso simplificado. Tomemos la guerra nuclear como tipo del conflicto. En un sentido estrictamente militar, hay una variedad de maneras de proteger la nación en un conflicto nuclear y posiblemente ganar una guerra nuclear. Un ataque de antuvión nuclear, sistemas de misiles defensivos, y otras varias opciones serían soluciones posibles. Sin embargo, la política nacional también tiene que tenerse en consideración. Consideremos que el liderazgo nacional tiene una política de detentación nuclear. Esto es, el liderazgo quiere prevenir un ataque a la nación sólo por su capacidad de contra- atacar y devastar cualquier nación que la ataque. Cómo puede desarrollarse esta misión del poder aéreo?

Para ejecutar esta misión de detentación, los planeadores del poder aéreo dependen de una combinación de proyección, denegación, y supervisión. La capacidad dominante es ofensiva, más probablemente la capacidad militar de proyección. Las otras dos capacidades se dedican a apoyar y facilitar la función del dominante. La proyección es esencial para llevar a cabo la respuesta al agresor. Esto es lo que ha pedido el liderazgo. La denegación se agrega para rechazar ataques enemigos a la fuerza de proyección. La observación o supervisión es necesaria para descubrir prontamente ataques enemigos y ayudar a asestar las fuerzas en movimiento del enemigo.

El planeador del poder aéreo establece la estructura de fuerza seleccionando los instrumentos disponibles del poder aéreo. Para esto las características del poder aéreo son de utilidad. El ambiente y la inteligencia ofrecen al planeador del poder aéreo una amplia selección de instrumentos para lograr el objetivo de la política nacional. Por ejemplo, la capacidad de proyección se logra con aeroplanos tripulados, con sistemas de satélites, y con misiles. Las fuerzas a cargo de la denegación usan sistemas similares para obstruir y rechazar fuerzas enemigas. Por último, satélites, aeronave s operadas por control remoto, y aeroplanos tripulados ejecutan la supervisión.

Elementos Claves

Hay tres elementos centrales en esta discusión. Primero, el elemento de la política nacional sigue teniendo influencia a lo largo del proceso. Por ejemplo, algunos de los instrumentos del poder aéreo puede que no sean aceptados por el liderazgo nacional. Segundo, las capacidades militares dan una base para examinar cualquier misión. En conjunto, cubren las habilidades del poder aéreo. Tercero, las características aseguran que en el planeamiento se tenga la disponibilidad de todo el inventario de instrumentos del poder aéreo. Además, esta discusión se enfoca enteramente en toda la amplitud de la misión del poder aéreo y en general ignora materias de táctica. Los métodos para pasar a través de las defensas enemigas o la conveniencia de ciertos instrumentos del poder aéreo no se consideran aquí. Esta se deja a la competencia de las tripulaciones.

Conclusion

Cuando los primeros proponentes del poder aéreo desarrollaron sus teorías, había pocos aeroplanos. Las lecciones del combate no se habían producido todavía. De ahí que sus teorías fueran basadas en lo que ellos pensaban que el poder aéreo fuera a llevar a cabo. Muchas de esa teorías (que formaron la base de nuestra doctrina) fueron basadas en visiones muy específicas de futuros conflictos.

En los últimos 70 años, el total de la ciencia de la guerra ha sufrido cambios masivos. El poder aéreo ha evolucionado al punto de ser por sí una fuerza de combate. Esos frágiles biplanos han sido re- emplazados por una variedad de aeroplanos de chorro, misiles y helicópteros. La explosión de esa tecnología que creo estos sistemas sigue en efecto. Las fuerzas del poder aéreo del mañana puede que vayan a tener tan poco en común con las actuales, como estas con los biplanos de antaño.

Como la función del poder aéreo seguirá evolucionando al tiempo que madura, las bases de la doctrina deben ser suficientemente amplias para dar cabida al proceso de maduración. El espectro del conflicto y la política nacional establecerán la contextura en que vaya a usarse el poder aéreo. Las características y las capacidades mili- tares del poder aéreo darán una amplia base para el crecimiento futuro--y para el futuro del poder aéreo.

Entonces, es la responsabilidad de los profesionales del poder aéreo evadirse de las restricciones del pasado y desarrollar ampliamente el medio aéreo con base en la estructura doctrinal delineada aquí. Re- considere esas preguntas iniciales: ¿Qué es poder aéreo? ¿Cómo cuadra en la guerra moderna? Ahora tenemos la base para dar la respuesta.

Notas:

1. Giulio Douhet, The Command of the Air, (Washington, D.C.: Office of Air Force History, 1983), 70.

2. Robin Higham, Air Power, (Nueva York: St. Martin's Press, 1972), 2.

3. Douhet, 3-5

4. AFM 1-1, United States Air Force Basic Doctrine, 1984, 2-2. 

5. Ibid.

6. Ibid., 2-3.

7. Arthur T. Hadley, The Straw Giant (Nueva York: Randoro House, Inc., 1986), 136.

8. Richard E. Simpkin, Race to the Swift (Nueva York: Brassey's Defence Publishers, 1985), 119-20.

9. Hadley, 78-79.

10. Simpkin, 120.

11. Higham.237.

12. Grover E. Myers. Aerospace Power (Maxwell AFB. Ala.: Air University Press. Septiembre 1986). 40.

13. AFM 1-1, 3-2.

14. David J. Dean. The Air Force Role in Low Intensity Conflict. (Maxwell AFB Ala.: Air University Press, octubre 1986). 1-4.

15. Edward N. Luttwak. Strategy (Cambridge: Belknap Press of Harvard University Press. 1987), 190-91.

16. Ibid.. 232.

17. ThomasA. Keaney, Strategic Bombers and Conventional Weapons. [Washington D.C.: National Defense University Press. 1984), 61-66.


Colaborador

Mayor Andrew J. Ogan (BS, University of Kansas; MS, AFIT) es jefe de suministros, 513a Supply Squadron, RAF Mildenhall (USAFE), Ha servido en varias posiciones relacionadas con suministros, incluso jefe de politica de requisitos generales en los Cuarteles Generales de USAF. El Mayor Ogan ha publicado articulos en Defense Management Journal, Logistic Spectrum y Air Force Journal of Logistic.

Declaración de responsabilidad:

Las ideas y opiniones expresadas en este artículo reflejan la opinión exclusiva del autor elaboradas y basadas en el ambiente académico de libertad de expresión de la Universidad del Aire. Por ningún motivo reflejan la posición oficial del Gobierno de los Estados Unidos de América o sus dependencias, el Departamento de Defensa, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos o la Universidad del Aire. El contenido de este artículo ha sido revisado en cuanto a su seguridad y directriz y ha sido aprobado para la difusión pública según lo estipulado en la directiva AFI 35-101 de la Fuerza Aérea.


[ Home Page de Air & Space Power - Español | Ediciones Anteriores | Email su Opinión]